Nuevas recetas

La mejor receta de galletas con chispas de chocolate de Felix

La mejor receta de galletas con chispas de chocolate de Felix

  • Recetas
  • Tipo de plato
  • Bizcochos y galletitas
  • Galletas
  • Galletas con chispas de chocolate

Después de años de ajustar mi receta de galletas con chispas de chocolate, ahora está lista para el consumo público. Ciertamente no son saludables, pero vale la pena el ejercicio cardiovascular requerido después de comer galletas. ¡Espero que te funcione tan bien como a mí! ¡Disfrutar!

618 personas hicieron esto

IngredientesSirve: 24

  • 450 g de harina común
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal
  • 225 g de mantequilla, ablandada
  • 290 g de azúcar suave morena
  • 6 cucharadas de azúcar en polvo
  • 2 huevos
  • 4 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 340 g de chispas de chocolate

MétodoPreparación: 15min ›Cocción: 15min› Tiempo extra: 20min ›Listo en: 50min

  1. Precalentar el horno a 150 C / Gas 2.
  2. Mezcle suavemente la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal con un tenedor en un bol. Batir la mantequilla, el azúcar morena y el azúcar en polvo con una batidora eléctrica en un tazón grande hasta que quede suave. Agregue los huevos uno a la vez, permitiendo que cada huevo se mezcle con la mezcla de mantequilla antes de agregar el siguiente. Batir la vainilla con el último huevo. Incorpora la mezcla de harina hasta que se incorpore. Incorpora las chispas de chocolate; mezclando lo suficiente para combinar uniformemente.
  3. Divida la masa en 24 bolas del tamaño de 3 cucharadas. Aplana las bolas a unos 6 mm de grosor en una bandeja para hornear.
  4. Hornee en el horno precalentado hasta que los bordes estén dorados, de 15 a 17 minutos. Deje que las galletas se enfríen en la bandeja para hornear hasta que los centros comiencen a fraguar, aproximadamente 20 minutos.

Instrucciones de uso de cookies

¡Haga galletas perfectas en todo momento con nuestra guía Cómo hacer galletas!

Video de galletas con chispas de chocolate

Mire nuestro sencillo video paso a paso y vea Cómo hacer galletas con chispas de chocolate que sean suaves, masticables y hermosas en todo momento.

Visto recientemente

Reseñas y calificacionesCalificación global promedio:(675)

Reseñas en inglés (585)

Cantidades de ingredientes modificadas. Se agregaron avellanas y se utilizó una combinación de leche y chocolate blanco. La próxima vez agregaré más chocolate para obtener una textura más pegajosa.-31 de agosto de 2009

Hice estos hoy. Galletas increíbles. Puse trozos de chocolate de galaxia en lugar de chips de chocolate y resultaron geniales.-22 de diciembre de 2013

WOW WOW WOW, ¡son increíbles! ¡Muchas gracias por compartir, son muuuy deliciosos, crujientes y masticables! - 23 de julio de 2012


Galletas de avena con chispas de chocolate Kiki & # 8217s

Me considero un aficionado a las galletas con chispas de chocolate. He cocinado y devorado mi peso en estas galletas durante toda mi vida, y siempre estoy buscando la siguiente mejor receta. Hasta ahora, ninguna receta ha superado a las galletas de nueces con chispas de chocolate en Alon & # 8217s Bakery, a solo unas cuadras de nuestra casa. Con estas cookies, Alon pudo haber conocido a su pareja.

Pasamos el fin de semana pasado con nuestros amigos, Kirk y Todd, en su casa en el lago Rabun en el norte de Georgia. Nuestros amigos, Bruce y Felix, se unieron a nosotros durante el fin de semana y Felix apareció con un enorme recipiente de galletas con chispas de chocolate. Nunca en un millón de años pensé que nos los comeríamos todos, pero el sábado por la noche, después de los cócteles, la cena y una proyección de Vidas sórdidas, ¡Atrapé el último! ¿Un poco de gula, quizás? ¡Me estremezco al pensar cuántas calorías consumimos!

Creo que las galletas con chispas de chocolate deberían poseer el equilibrio ideal entre textura masticable y crujiente. Además, estoy en el campamento que cree que las galletas con chispas de chocolate deberían ser pesadas en las chispas de chocolate. Por lo general, no tengo una opinión firme sobre si agregar o no avena a las galletas, pero en esta receta, estoy convencido de que la avena les da a estas galletas esa consistencia perfecta.

El otro secreto para hacer las galletas con chispas de chocolate ideales es no cocinarlas demasiado. Siempre me equivoco al cocinarlos poco, y nunca me decepciono. El tiempo de cocción variará de un horno a otro, por lo que te sugiero que comiences a revisarlos después de 10 minutos.

Después de atiborrarme de las galletas Felix & # 8217s en varias ocasiones, finalmente le pregunté de dónde había sacado la receta y si podía compartirla. Resulta que a su sobrina, Kiki, se le ocurrió la receta, por lo que se le atribuye el mérito completo de algunas de las mejores galletas de avena con chispas de chocolate que he comido, ¡y eso dice mucho!


Cocinando con celebridades: Receta de galletas de Stray Kids Felix de The Sunshine Vlogs

Si se ha estado preguntando qué comen los íconos de K Pop a la hora de la merienda, esta última receta tiene la respuesta para usted. Felix de Stray Kids compartió un vlog hace unos meses para hacer un lote de galletas desde cero.

En el vlog, Felix va a comprar los ingredientes de la receta de galletas con chispas de chocolate utilizados en el video. Echa un vistazo a la receta y el proceso para hacer las famosas galletas con chispas de chocolate de Felix del vlog.

Foto de Eiliv-Sonas Aceron en Unsplash

  • 1 taza de harina de pan y 2 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • ½ taza de mantequilla
  • 1½ cucharada de azúcar granulada
  • 1 taza de azúcar morena
  • 1 cucharadita de café instantáneo en polvo
  • 2 cucharaditas de vainilla
  • 1 huevo y una yema de huevo
  • Chips de chocolate a tu preferencia

Precaliente el horno a 375 grados, luego mezcle los ingredientes secos excepto el azúcar y el café. Batir la mantequilla, el azúcar y el café, batir los huevos y la vainilla, luego combinar todos los ingredientes para formar una masa para hornear durante 10 minutos.

Foto de Divya Gopal en Unsplash

No controlaremos cómo disfrutas tus galletas, pero nos encantan que sean agradables y calientes directamente del horno.


Galletas con chispas de chocolate de Felix K

Estas grandes galletas con chispas de chocolate son bastante sorprendentes. Son crujientes por fuera y masticables en el medio con un acabado divino de "chocolate con mantequilla". Son de calidad de panadería y la receta es suficiente para servir a una multitud. Lo más importante es que curarán todos sus antojos de galletas con chispas de chocolate si le gusta lo que ha leído en las oraciones anteriores.

Qué es para amar: son adictivamente buenos

Imagina las grandes galletas con chispas de chocolate que obtienes en tu panadería favorita. Huelen increíblemente bien y, por lo general, son bastante grandes. Tan grande que te dices a ti mismo que te vas a comer la mitad ahora y guardarás el resto para compartirlo más tarde.

Pero, inevitablemente, te tragas toda la galleta de una sentada frenética porque es tan buena que no puedes evitarlo.

Entonces sucede una de dos cosas. (1) O puedes volver corriendo a la panadería y comprar otra galleta con chispas de chocolate, y comer la mitad de esa también ... esta vez orgullosamente orgulloso del hecho de que ahora tienes media galleta para compartir siempre ... tan generosamente con otra persona más tarde en el día. O (2), simplemente se regodea en su subidón de azúcar, encantado con el hecho de que todos sus antojos más profundos y oscuros de galletas con chispas de chocolate ahora están completamente satisfechos, y se permite disfrutar el momento porque fue totalmente #valiente.

Sea cual sea el campamento en el que termines, no te preocupes ... Nos pasa a los mejores. ¡Los antojos de galletas con chispas de chocolate son algo poderoso, y ahora puede curarlos haciendo esas galletas con chispas de chocolate con calidad de panadería y dignas de antojo en casa!

Lo que necesitarás:
  • Harina
  • Levadura en polvo
  • Bicarbonato de sodio
  • Sal marina fina
  • Mantequilla salada
  • azúcar morena
  • Azúcar granulada
  • Huevos
  • Extracto de vainilla
  • Chips de chocolate
  • Sartenes para galletas
  • Papel de pergamino (opcional)

Aquí está la historia:

Hace unos años, busqué en Google "Las mejores galletas con chispas de chocolate". Esto fue antes de que se usara "Google" como verbo. También fue antes de que "The Best" fuera un término utilizado para describir casi todas las recetas en Internet.

Entonces, cuando me encontré con la receta de "Felix K. & # 8217s & # 8216Don & # 8217t ni siquiera trato de decir que estas no son & # 8217t las mejores que has comido, porque son & # 8217 galletas con chispas de chocolate", supe que tenía para probarlos.

Después de todo, además de lo que podría ser uno de los títulos de recetas más entusiastas que he visto (aunque un poco exagerado para las pautas de SEO de hoy), Félix tenía grandes cosas que decir sobre su cookie:

& # 8220Después de años de ajustar mi receta de chispas de chocolate, ahora está lista para el consumo público. Ha sido probado en laboratorio en muchos de mis amigos, todos los cuales parecen pensar que es bastante bueno, al igual que yo. Ciertamente no son & # 8217t saludables, pero vale la pena el ejercicio cardiovascular requerido después de comer galletas. ¡Espero que te funcione tan bien como a mí! ¡Disfruta! & # 8221 -Felix K.

Son, de hecho, muy buenas galletas con chispas de chocolate y las he hecho varias veces a lo largo de los años debido a su mérito. No diré que son "las mejores" galletas con chispas de chocolate, porque eso sugeriría que nada más se compara.

En la categoría de galletas con chispas de chocolate suculentas, mantecosas, con calidad de panadería y muy buenas, este es definitivamente un gran contendiente. Si desea galletas con chispas de chocolate más delgadas, masticables, arrugadas, derretidas y pegajosas, es posible que desee seguir buscando.

Por cierto, si busca en Google, las "galletas con chispas de chocolate de Felix K", encontrará que las referencias a esta receta específica tienen varios años. Después de algunos intentos fallidos de averiguar exactamente quién es Félix K., y dado mi amor por dar nueva vida a las recetas antiguas, decidí honrar los esfuerzos de Félix compartiendo su receta "de nuevo" con una nueva publicación de blog.

Felix, si estás leyendo esto, ¡muchas gracias por una gran receta de chispas de chocolate!


La mejor receta de galletas con chispas de chocolate de Felix - Recetas

¡Estas galletas son tan pegajosas y deliciosas! A menudo horneo un lote doble para compartir con amigos. :-) Ámbar

"Esta es una de las recetas de Ina Garten. Es una de mis chefs favoritas. El salmón dulce es delicioso con los tomates, la albahaca y el vinagre balsámico de sabor intenso". - Mary Ellen

Siempre me ha intimidado un poco el risotto tanto margen de error. PERO si tiene una receta simple y tiene todos sus artículos medidos y picados, listos para usar. ¡Realmente es muy fácil! ¡Disfrutar!

¡Dile adiós al pollo soso! Aquí tienes una receta simple y deliciosa de pollo que te trajo mi esposo Félix. ¡Disfrutar!

Esta es mi receta favorita. Cada vez que hago esto, pienso que es digno de un restaurante y no puedo creer que lo hice. El secreto está en el esmalte. ¡Es picante y dulce y tan bueno! La mozzarella fresca rellena en el medio es la guinda del pastel. ¡Espero que les guste esto tanto como a mi familia!

¡Nada dice comida reconfortante como la sopa de tomate y el queso asado! Esta receta de sopa de tomate casera es una de las favoritas de Joan y se la dio su cliente, Ruth O. ¡Gracias Ruth!

Shepherd's Pie ... ¡la COMIDA COMODIDAD suprema! ¡Este es un favorito de la familia Jones! Disfruta de esta gran receta y las fotos de los adorables niños de Lloyd's que ayudaron a prepararla :)

¡Nada dice otoño como el pan de calabaza! Esta es una de nuestras recetas familiares favoritas ... de la tía Theresa (hija de Pete y Judy) y elaborada con orgullo cada año por el propietario Tim y los tres niños adorables de Lindsay Schlicksup, Lanie, Lucy y Quinn.

¿Qué es más americano que el pastel de manzana? ¡Prueba la receta de tarta de manzana favorita de Judy!

Diamantes de tarta de queso de Judy ... ¡un favorito de la multitud!

¡Caliéntese con esta abundante comida!

¡En esta época del año todos estamos listos para una opción de comida más ligera! ¡Esta hermosa ensalada de manzana crujiente con miel está llena de sabor y textura, con rodajas de manzana fresca, nueces tostadas crujientes, arándanos secos masticables, queso azul cremoso y una vinagreta de sidra de manzana agridulce!

¡Comparta nuestra receta de carne asada navideña con todos sus familiares este año!

“Tu madre te enseñó mejor, pero algunas comidas deben comerse frente al televisor. Hay algo especial en los sillones reclinables de piel, deportivos y de carne. Obviamente, este combo es el más adecuado para su Man Cave. Mantenga las toallitas húmedas cerca para silenciar cualquier reacción a su comportamiento aparentemente imprudente ". - Tim

"¡Perfecto para desayunar en su cama ajustable Tempurpedic!"

“Tuvimos muchas reuniones familiares cuando era pequeño. A mi tía Grace le encantaba traer postres y este era uno de mis favoritos. Estas cookies nunca tuvieron un nombre que pueda recordar. Todas nuestras recetas simplemente se refieren a ellas como 'Galletas de la tía Grace' ". - Judy

“Estos panqueques siempre fueron servidos por mi Grammy. Ahora soy la abuela y cada vez que hay una fiesta de pijamas, estos son los desayunos exigidos ". - Lori

"Durante los fríos inviernos del medio oeste, transpórtese al cálido y soleado México ... ¡Ole’! " - Judy

¡El jamón festivo favorito de Tim!

“¡Esta es mi receta crujiente de manzana favorita! Esta receta ganó el tercer lugar en un día especial de evaluación de la manzana en la Feria Estatal de Indiana de 1965. Proviene del comedor caliente de una escuela de una sola habitación en Miles, Iowa, con una población de 450 ". - Judy


Archivo de la categoría: Hornear

Mi amiga Liz y yo nos preguntamos constantemente: "¿Dónde deberíamos ir a cenar esta noche?" Vivimos en un pueblo pequeño con opciones gastronómicas bastante limitadas, lo que nos lleva a frecuentar los mismos cuatro lugares una y otra vez cada semana: Domani Star, Ooka, M.O.M.s y Quinoa. Pero esta noche estábamos deseando romper con nuestra pequeña rutina, así que nos aventuramos a probar el restaurante francés Slate Bleu.

De ninguna manera es nuevo en el vecindario —de hecho, ha establecido una especie de culto— pero siempre pasa desapercibido porque su ubicación está un poco oculta. Fuera de la vista, fuera de la mente, supongo.

Esta noche llegamos sin reserva y nos encontramos sentados sin ningún problema en el elegante comedor de la planta baja (prefiero esta zona del bar de la planta baja al comedor del nivel superior, que está un poco más alejado del pulso del restaurante). La decoración es muy elegante y moderna, y se adapta bien a un lugar impresionante para una primera cita.

Después de revisar la lista de cócteles, decidí probar el Bourbon St. Ginger on the rocks, elaborado con licor de flor de saúco, bourbon y un chorrito de ginger ale ($ 9). La ligera efervescencia era refrescante, pero la bebida era definitivamente potente. También recomiendo el Martini de pomelo congelado elaborado con vodka absoluto, vermú seco, sorbete y gajos de pomelo ($ 13). Ciertamente es caro, pero tan único y delicioso que puede elogiar el precio.

Para empezar pedimos el Ensalada Ardoise con lechugas mixtas, higos, queso azul francés, jamón serrano, nueces y vinagreta balsámica ($ 12.50). Teníamos la intención de compartir la ensalada, ¡pero pedimos un segundo para que cada uno comiera la nuestra después del primer bocado! El queso azul era excelente y los higos eran tan buenos con el jamón salado y el vinagre.

El Escargot en Croute, un clásico aperitivo francés de caracoles con mantequilla de ajo y hierbas horneados en hojaldre ($ 12.50), también estaba muy sabroso. Fue mi primera experiencia con caracoles y esperaba desconfiar de la textura, pero el croute escamoso y mantecoso proporcionó suficiente contraste para que los disfrutara. Precaución: ¡se usa una TONELADA de ajo en la preparación de este plato!

Para la cena pedí el Mejillones al vapor tailandeses con coco, jengibre y limoncillo con una guarnición de papas fritas ($ 15.50). Encontré el caldo soso porque usaban agua de coco en lugar de leche de coco. Pensé que era un poco demasiado ligero sin el componente cremoso, pero los mejillones en sí eran agradables y regordetes. ¡Las patatas fritas también eran excelentes!

Liz tenía una orden del Paillarde de pollo con alcachofas, aceitunas nicoise y risotto de azafrán ($ 14.50). Ella es una chica del tipo risotto debido a su dieta sin gluten, y afirma que este es el mejor risotto que jamás haya probado. En cuanto al resto del plato, el pollo es pollo….

Desde mi visita inicial, volví y probé el Bar Steak Au Poivre, que es un filete petit NY con incrustaciones de pimienta servido con papas fritas ($ 20.50). Me decepcionó terriblemente el bistec, que solicité a una temperatura media rara y se sirvió más que bien hecho. El trozo de carne se redujo a nada, pero tenía tanta hambre que seguí comiendo después de avisarle a mi mesero. Desafortunadamente, no hicieron nada para rectificar la situación, lo que me pareció un poco desalentador y ciertamente no sugeriré que nadie pida un bistec allí. Los franceses son famosos por cocinar poco la carne, por lo que es un poco extraño que se sirva tan bien cocida.

En general, me gusta la idea de volver para una buena comida en el bar con un amigo o en una cita. Obtenga un cóctel y una fuente de queso o uno de los elementos más ligeros del menú para compartir. La próxima vez probaría los mejillones en salsa de ajo y vino blanco tradicional, y me mantendría alejado del bistec.

Me gusta / Pin Me / Tweet Me / Print Me !!

Me gusta esto:

Comer en un restaurante es a menudo una experiencia impulsada y dominada por el deseo de socializar. La gente sale a comer para pasar tiempo con sus seres queridos, y la comida sirve como elemento unificador que los une a todos. A veces la comida está muy bien preparada y alguien comenta sobre su palatabilidad, y otras veces, la comida está presente como una mera necesidad para sostener la vida y un telón de fondo para la conversación.

Lo que estoy tratando de decir es que muy Rara vez las personas establecen una conexión emocional con su comida cuando salen a cenar. Después de todo, no están involucrados en la preparación directa de su comida, ni tienen a menudo la oportunidad de ver cómo los chefs transforman los ingredientes crudos en el plato principal de su elección. La comida llega a la mesa, comen y se van a casa.

Sin embargo, el Down to Earth Café en Perkasie Pa ofrece un tipo diferente de experiencia gastronómica, una que es atípica de la norma. En todas las facetas del restaurante, hay un sentido de comunidad penetrante, una conexión genuina que se establece entre cada persona, objeto y comida con la que uno entra en contacto. Los meseros se sienten familiares y sus sonrisas parecen genuinas, como si no quisieran estar en ningún otro lugar del mundo. La cocina está parcialmente dentro de la vista del cliente para que los clientes puedan ver cómo se prepara su comida y ver quién es responsable de preparar su comida. La comida en sí es de origen local y orgánico, siempre que sea posible, y el menú muestra cómo los ingredientes simples de alta calidad pueden unirse para crear algo delicioso.

Fui a almorzar este fin de semana y tenía muy pocas expectativas para este pequeño café escondido en un centro comercial bastante anodino y deteriorado. Pero desde el momento en que entré, ¡supe que me esperaba una buena comida! Ordené el Sándwich Anti-Salerno con berenjena a la parrilla, calabacín, espárragos, cebollas, champiñones y pimientos rojos asados, cubierto con queso de cabra derretido en un panecillo ciabatta fresco ($ 8.95).

¡Agregué un chorrito de vinagre balsámico y fue delicioso! Las verduras se cortaron en trozos pequeños y agradables para que cada bocado estuviera limpio, y el lado de la ensalada de balsámico y quinua de uva estaba súper sabroso. Ojalá hubiera habido un poco más que la cucharada rasa que se colocó en el plato, pero fue excelente.

Mi novio ordenó el Farmer's Panini Special con huevos revueltos, scrapple Blooming Glen, queso cheddar y espinacas tiernas ($ 9.95). No soy de los que se preocupan por los scrapple, así que no probé su plato, pero dijo que era abundante y delicioso.

Para beber, probé uno de los nuevos Beba refrescos orgánicos que ofrecen con sabor a mojo con jugo de mora, menta, lima y un toque de néctar de agave.. Fue muy refrescante y mucho menos almibarado que un refresco típico. ¿Me atrevo a decir un refresco saludable?

Con todo, no puedo esperar para volver y probar algunas de las otras comidas fabulosas que se ofrecen en el Down to Earth Café ... en particular los batidos, ¡que se veían increíbles!

Me gusta / Pin Me / Tweet Me / Print Me !!

Me gusta esto:

Siempre que voy a una ciudad, me siento presionado a comer y beber casi todo lo que tengo a la vista. En un breve paseo de dos cuadras, generalmente puedo encontrar tiempo para comer un pastel, probar un helado, picar un macarrón francés o chocolate caro, tomar una taza de café elegante y posiblemente incluso tomar un cóctel de algún tipo. ¡Es impresionante, aunque un poco repugnante para mis amigos que se ven obligados a sumergirse en todos los cafés de la esquina conmigo!

¿Por qué la ciudad me envía a este absurdo frenesí por la comida, preguntas?

¡¡Porque soy de los suburbios !! Los suburbios de Filadelfia, nada menos: un lugar donde la buena comida requiere un buen rendimiento de la gasolina y planificación. ¡No puede encontrar un restaurante italiano auténtico, una choza de cangrejos, un salón de sake y un chocolatero artesanal, todo dentro del mismo radio de una milla! Si quiere comida india, conduzca hasta Iselin, Nueva Jersey. Si quiere italiano, conduzca hasta el sur de Filadelfia. Si quieres francés, no tienes suerte. Mi punto es que estás conduciendo si quieres conseguir buenas comidas étnicas. Entonces, cuando veo sándwiches, ramen, pasteles franceses y kebabs camboyanos en la misma calle, me vuelvo loco y siento la necesidad de probarlo todo simplemente porque está allí.

Mi viaje más reciente a Londres me mantuvo comiendo todo el día debido a la cantidad aparentemente interminable de cafés y pubs, cada uno más adorable que el siguiente.Planeo hacer una revisión completa de cada comida, pero quiero comenzar con mi experiencia gastronómica favorita absoluta en Londres, que no se lleva a cabo en un restaurante, sino en un mercado de alimentos al aire libre llamado Borough Market.

Mi idea del paraíso es un Borough Market interminable donde cada vendedor tiene muestras gratis y no lo juzgan por tomar más de uno, ¡sino que lo alientan! La comida es gratis y no tiene valor calórico, y nunca te sientes lleno, así que puedes seguir comiendo y comiendo y comiendo. #GordaProblemas

La comida mejor preparada: Paella de curry verde tailandés con pollo y mariscos sobre arroz. Hice mi investigación sobre el mercado antes de ir (¡también lo busqué en Google para ver lo que decían otros bloggers!) Para poder tomar una decisión informada sobre qué comer una vez que llegara allí. Leí que el lugar de Paella era uno de los mejores, y puedo confirmar que era mejor que algunos platos de mariscos que probé en España. Era cremoso y sabroso y el arroz estaba tierno sin ser blando. Una experiencia gastronómica que rozaba el de otro mundo.

El mejor queso: The Borough Cheese Company & # 8217s 15 meses. Comte envejecido

Fue el primer queso que probamos en el mercado, y continuamos volviendo para obtener más muestras hasta que nos encontramos simplemente machacando toda su fuente, una muestra tras otra. Luego se puso incómodo y decidimos que estábamos obligados a hacer una compra, que se hizo esa misma noche. Me lo comí como una rodaja de sandía, hasta la cáscara, sosteniendo la cuña entre mis dos manos.

El mejor artículo exótico para comprar: trufas de tartufaia y miel de trufa blanca n. ° 8217

¿Necesito decir mas? Trufa + Miel = Gasmo Alimentario Garantizado

Es posible que tenga que volar de regreso por más una vez que me lo coma todo, y por solo 5 libras el frasco, es la mejor oferta en Londres.

La mejor compra para comer en casa: West Country Preserves

Compré la grosella espinosa con semillas de comino, que es más sabrosa que dulce. Combina bien con pollo y carne, ¡pero también con tostadas si tus papilas gustativas son como las mías! También compré una de las cuajadas de jengibre, que es una pasta para untar endulzada pero naturalmente picante que combina muy bien con tostadas y postres. Mis amigos obtuvieron las conservas de jengibre puro, que eran intensamente sabrosas pero también increíbles. El hombre también sabe cómo vender, ¡le encanta animar las muestras! Creo que probé las 32 variedades antes de seleccionar las dos últimas para comprar.

Otros artículos que compré y me encantó:

Mozzarella de búfalo fresca - Tan cremoso y tierno. Combiné a estos chicos malos con tomates en rodajas y gajos de aguacate cuando volví a casa y estaban encantadores.

Pan de dátiles y nueces de The Flour Station- Estaba en una cita después de mi viaje a Harrods (¡donde compré los mejores dátiles de mi vida!), Así que decidí comprarme una barra de este pan. Resultó ser mi desayuno antes del juego y mi merienda nocturna durante los días restantes de mi viaje. ¡Una compra fabulosa!

Sándwich de Porchetta Asado con Puré de Manzana y Rockett en Ciabatta - este no era mi favorito, ya que encontré la carne un poco grasosa y difícil de tragar. Dicho esto, me encantó el profundo sabor a romero de la carne y la combinación del puré de manzana dulce, que es algo que repetiré en casa en el futuro.

Vino caliente - Fue mi primera experiencia con vino caliente en inglés, así que tendré un lugar especial en mi corazón, pero pasé a tener mucho mejor de los vendedores ambulantes en Winter Wonderland en Hyde Park. Y con un precio de 4 libras la taza, ¡era difícil captar el entusiasmo!

Chocolates y dulce de azúcar de azúcar quemado– Me encantaron los panales cubiertos de chocolate hechos con rico chocolate negro, pero aprendí que el dulce de azúcar no es lo mío. Puede que sea la única comida que puedo decir que no es una de mis debilidades.

Me gusta / Pin Me / Tweet Me / Print Me !!

Me gusta esto:

¿Conoce esas recetas sugeridas publicadas en el costado del empaque de alimentos? Bueno, esta receta proviene del costado de una caja de avena multigrano de Trader Joe. Normalmente preparo mis exclusivos “muffins planos de salvado de panza”, ¡pero estaba de humor para probar algo nuevo y esta receta parecía sencilla y deliciosa!

Seguí la receta en la caja exactamente como estaba impresa, y disfruté del sabor y la textura, pero definitivamente las ampliaría la próxima vez agregando algunas nueces picadas y pasas. Los muffins sabían mejor recién salidos del horno y cubiertos con un poco de yogur griego, pero no se mantuvieron frescos por mucho tiempo, ¡así que cómelos rápidamente o congélelos!

Esta receta hace un muffin mucho más suave que mi receta de salvado de vientre plano, pero pide algunos trozos de fruta y nueces para agregar textura.

  • 1/3 taza de cereal caliente multigrano Country Choice (sin cocer)
  • 2 cucharadas de azúcar morena orgánica
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • ½ cucharadita de canela molida
  • 1 taza de cereal caliente multigrano Country Choice (sin cocer)
  • 1 ½ tazas de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de canela molida
  • 1 taza de puré de manzana sin azúcar (usé Trader Joes)
  • ½ taza de leche descremada
  • ½ taza de azúcar morena orgánica
  • ¼ taza de aceite de girasol
  • 1 huevo

Precalienta el horno a 400 grados. Forra 12 moldes para muffins con revestimientos de papel.

Prepare la cobertura de streusel combinando la avena, el azúcar morena y la canela. Luego agregue la mantequilla derretida y mezcle bien.

Prepare muffins combinando avena, harina, polvo de hornear, bicarbonato de sodio y canela en un moño grande: mezcle bien. En un tazón aparte, mezcle la compota de manzana, el azúcar morena, el aceite y el huevo. Agregue a los ingredientes secos y revuelva hasta que los ingredientes secos se humedezcan.

Hornee durante 18-20 minutos. Retirar del horno. Sirva caliente *

* ¡Servimos el nuestro con mermelada de melocotón casera!

Me gusta / Pin Me / Tweet Me / Print Me !!

Me gusta esto:

Considero que la salvia es el sabor dominante del Día de Acción de Gracias. ¡Mi mamá y yo lo usamos en casi todos los platos, desde nuestra calabaza asada, hasta nuestro relleno y nuestro delicioso baño de mantequilla de pavo! Entonces, cuando un cliente de mi restaurante me pidió que elaborara una receta para un especial de pizza inspirado en el Día de Acción de Gracias, supe que la salvia sería el componente fundamental del pastel.

El sabroso y ligeramente picante sabor de la salvia se adapta bien a casi cualquier ingrediente, pero como necesitaba hacer un pastel que supiera a Acción de Gracias, decidí combinarlo con calabaza, cebollas caramelizadas y salsa de arándanos. En lugar de usar solo mozzarella, opté por agregar queso brie, que es un queso francés suave hecho de leche de vaca y # 8217. El queso cremoso se derrite muy fácilmente cuando se hornea y la dulzura del queso se presta bien con la acidez de la salsa de arándanos.

He servido esta pizza a varios probadores hasta ahora, y cada uno de ellos ha dicho lo mismo & # 8230 & # 8221 ¡gustos como Acción de Gracias! & # 8221

Considero cumplida esa misión.

  • Una corteza de pizza & # 8212 Utilizo esta receta de Peter Reinhart
  • 1 lata de salsa de arándanos y bayas enteras
  • 1 calabaza, asada, pelada y en cubos
  • 1 rebanada de queso brie
  • 1 taza de mozzarella rallada
  • 1 cebolla española, en rodajas y caramelizada
  • 1 manojo de hojas de salvia fresca, picadas

Precalienta el horno a 450 grados.

Con una espátula, esparza la salsa de arándanos sobre la base de pastel preparada hasta los bordes exteriores. Espolvorea ligeramente el queso mozzarella rallado sobre la salsa de arándanos. Cortar el queso brie en rodajas finas y colocar las rodajas sobre el pastel a unos centímetros de distancia entre sí.

Cubra el queso con la cebolla caramelizada y la calabaza en cubos.

Hornee durante unos 10 minutos, o hasta que los bordes se doren y la corteza esté crujiente.

¡Espolvorea con la salvia picada y sirve!

Me gusta / Pin Me / Tweet Me / Print Me !!

Me gusta esto:

La semana pasada publiqué en mi blog mi receta de galletas italianas de siete capas, y esta semana comparto mi receta para otra galleta navideña italiana clásica: Almond Florentines. También conocidas como galletas de encaje, las florentinas son una galleta extremadamente delicada y fina como el papel hecha de almendras maceradas y ralladura de naranja. Son crujientes y dulces, y con la llovizna de chocolate encima & # 8211Opcional en esta receta, pero un deberpara mí! & # 8211son absolutamente decadentes.

Me gusta hacer estos para las fiestas porque otras personas a menudo gravitan hacia hacer galletas de masa más blanda como galletas de azúcar, galletas spritz y snickerdoodles. ¡Hornear algo con un pequeño factor crujiente te ayuda a diferenciarte de las otras mujeres en el intercambio de galletas del vecindario!

  • 1 3/4 tazas de almendras blanqueadas en rodajas (aproximadamente 5 onzas)
  • 3 cucharadas de harina para todo uso
  • Ralladura fina de 1 naranja (aproximadamente 2 cucharadas)
  • 1/4 cucharadita de sal fina
  • 3/4 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de crema espesa
  • 2 cucharadas de sirope de maíz light
  • 5 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1/2 cucharadita de extracto puro de vainilla

Topping de chocolate, opcional:

Coloque una rejilla en el centro del horno y precaliente a 350 grados. Cubra una bandeja para hornear con papel pergamino.

Pulse las almendras en un procesador de alimentos hasta que estén finamente picadas, pero no pastosas. Mezcle las nueces, la harina, la ralladura de naranja y la sal en un tazón grande para mezclar.

Coloque el azúcar, la crema, el jarabe de maíz y la mantequilla en una cacerola pequeña. Cocine a fuego medio, revolviendo ocasionalmente, hasta que la mezcla hierva y el azúcar se disuelva por completo. Continúe hirviendo durante 1 minuto. Retire del fuego y agregue la vainilla, luego vierta la mezcla en la mezcla de almendras y revuelva para combinar. Déjelo a un lado hasta que esté lo suficientemente frío como para manipularlo, aprox. 30 minutos.

Saque cucharaditas redondeadas (para galletas de 3 pulgadas) o cucharadas redondeadas (para galletas de 6 pulgadas) de masa y forme bolas. Coloque en una bandeja para hornear preparada, dejando aproximadamente de 3 a 4 pulgadas entre cada galleta desde que se esparcen (y créame, lo hacen).

Hornee 1 sartén a la vez, hasta que las galletas estén delgadas y de un color marrón dorado uniforme en todas partes, girando los moldes a la mitad del tiempo de horneado, aproximadamente de 10 a 11 minutos. Deje enfriar en una bandeja para hornear durante 5 minutos, luego transfiera a las rejillas para enfriar. Repita con la masa restante. Servir.

Configure un sistema clásico de asador doble colocando el chocolate en un tazón mediano resistente al calor. Luego, lleve una cacerola llena con aproximadamente 1 pulgada de agua a fuego lento y coloque el tazón de chocolate sobre la cacerola de modo que quede justo encima, pero sin tocar, el agua. Revuelva el chocolate de vez en cuando hasta que se derrita y quede suave.

Rocíe chocolate derretido sobre Florentines como desee. Dejar reposar a temperatura ambiente hasta que el chocolate se asiente.

** Guarde las galletas horneadas con cuidado, separadas por pergamino o papel encerado, en un recipiente hermético hasta por 3 días. Los florentinos se almacenan mejor separados de las galletas y pasteles húmedos.

Me gusta / Pin Me / Tweet Me / Print Me !!

Me gusta esto:

Vengo de un largo linaje de panaderos familiares. La crema y el azúcar están literalmente codificados en mi ADN.

Y cuando era pequeño, las vacaciones significaban una cosa: ¡la temporada de las galletas! Llegaba a casa de la escuela y mi madre tenía recortes de revistas de recetas de galletas que quería probar en uno de sus infames intercambios de galletas. Dado que no hacía suficiente calor para jugar afuera, ella nos alentaba a mi hermana y a mí a que la ayudáramos a tamizar la harina, extender la masa y mojar / glasear / espolvorear la parte superior de las galletas en un esfuerzo por evitar que encendiéramos el televisión (o el & # 8216boob-tube & # 8217 como se llamaba en mi casa!). Por supuesto, ¡siempre estuvimos más que felices de complacerlo!

Hacíamos docenas de galletas spritz, galletas de azúcar, galletas de jengibre, galletas con chispas de chocolate, nueces pecanas, tortugas de nueces mixtas y kiffles tradicionales húngaros. Pero la única galleta que nunca hicimos fue, irónicamente, la que fue mi favorita: la galleta italiana de siete capas.

Cada vez que los veía en un surtido de bandejas de fiesta, los escogía, los metía en una servilleta y luego me escabullía para comerlos solo. Yo era & # 8211 y sigo siendo & # 8211 un acaparador de galletas italiano.

Este año, decidí hacer mis propias galletas de siete capas usando la receta impresa en Gourmet, diciembre de 2005, y desde que fueron respaldadas por el blog de comida The Smitten Kitchen. Debo admitir que fueron bastante laboriosos y complicados de hacer, pero como se pueden congelar en bloques grandes, los tendré para disfrutar / regalar durante los próximos meses (¡o semanas, dependiendo de mi nivel de autocontrol!) .

  • 4 huevos grandes, separados
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 1 lata (8 oz) de pasta de almendras
  • 2 1/2 barras de mantequilla sin sal, ablandada
  • 1 cucharadita de extracto de almendras
  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 25 gotas de colorante rojo para alimentos
  • 25 gotas de colorante alimentario verde
  • 1 frasco (12 oz) de conservas de albaricoque, calentado y colado
  • 7 oz of good-quality bittersweet chocolate (not unsweetened), roughly chopped

Place oven rack in middle position and preheat oven to 350°F. Butter a 13- by 9-inch baking pan and line bottom with wax paper, leaving a 2-inch overhang on two of the ends, then butter paper.

Beat egg whites in mixer fitted with whisk attachment at medium-high speed until they just hold stiff peaks. Add 1/4 cup sugar a little at a time, beating at high speed until whites hold stiff, slightly glossy peaks. Transfer to another bowl.

Switch to paddle attachment, then beat together almond paste and remaining 3/4 cup sugar until well blended, about 3 minutes. Add butter and beat until pale and fluffy, about 3 minutes. Add egg yolks and almond extract and beat until well combined, about 2 minutes. Reduce speed to low, then add flour and salt and mix until just combined.

Fold half of egg white mixture into almond mixture to lighten, then fold in remaining whites gently but thoroughly.

Divide batter among 3 bowls. Stir red food coloring into one and green food coloring into another, leaving the third batch plain. Set the white batter aside. Cover the green batter with plastic wrap and chill in fridge. Pour the red batter into the prepared pan and spread evenly with offset spatula (layer will be about 1/4 inch thick).

Bake red layer 8 to 10 minutes, until just set. (It is important to undercook. They’ll look like they’re not done, but a tester does come out clean.)

Using the paper overhang, transfer the layer to a rack to cool, about 15 minutes. Clean pan, then line with parchment or wax paper and butter paper in same manner as above. Bake white layer in prepared pan until just set. As white layer bakes, bring green batter to room temperature. Transfer white layer to a rack. Prepare pan as above, then bake green layer in same manner as before. Transfer to a rack to cool (see note #1).

When all layers are cool, invert green layer onto a parchment or wax-paper-lined baking sheet. Discard paper from layer and spread half of the apricot preserves on top. Invert white layer on top of green layer, discarding paper. Spread with remaining apricot preserves. Finally, invert the red layer on top of white layer and discard wax or parchment paper (see note #2).

Cover entire “layer-cake” with plastic wrap and weight down with a large baking pan (I stacked cook books on mine for extra weight!). Chill for at least 8 hours. BE PATIENT!

Remove weight and plastic wrap. Bring layers to room temperature. Melt chocolate in a double boiler or a metal bowl set over a saucepan of barely simmering water, stirring until smooth. Retírelo del calor. Keep chocolate over the hot water.

Trim edges of assembled layers with a long serrated knife so they are clean lines. Quickly spread half of chocolate in a thin layer on top of cake. Chill, uncovered, until chocolate is firm, about 15 minutes. Cover with another sheet of wax paper and place another baking sheet on top, then invert cake onto sheet and remove paper. Quickly spread with remaining chocolate. Chill until firm, about 30 minutes.

Cut lengthwise into desired number of strips, depending on the size and number of cookies that you want to yield. I cut mine into 10 I believe. Cut strips crosswise into 3/4-inch-wide cookies (see note #3).

**Do ahead : Cookies keep, layered between sheets of wax paper or parchment, in an airtight container at room temperature 2 weeks. They’ll keep even longer in the freezer.

Note #1. Don’t stack the cakes during the cooling process: Not because they crush each other (they won’t) or because they’ll stick (they don’t), but because that paper liner is greased on both sides from baking and the chocolate shell won’t quite stick right to exterior of the red layer because of the grease accidentally left on it.

Note #2. Be careful dividing your jam: If there is too much jam between one of the layers, it will ooze out when you cut the cake with a serrated knife. Sadly, the cookie will fall apart.

Note #3. They’re easier to cut when frozen: Nevertheless, they tasted amazingly and I was all ready to do a victory lap around my wee kitchen counter, however, when I got to cutting them up and then it all went south. People, these were difícil cortar. The problem lies within the differing textures of the layers — the top hard chocolate shell more benefits from a sharp serrated knife (a regular, even very sharp knife will crack the edges when you press down on it), the same serrated knife that gets gummed with jam and tries to pull the soft cake layers in between apart. It was exasperating. It didn’t go well. I packed up some for a party and stuffed the rest in the freezer, only to discover the next day that these cut fantastically when frozen. Seriamente. Confía en mí. I have the gummy floor and gray hairs to prove it.


Kathleen’s Favourite Not-Too-Sweet Treats

I’m sure you’ve seen plenty of similar variations on Pinterest and the like. They’re similar to Larabars, only way cheaper and with no unnecessary packaging. This recipe is kind of a combination of several recipes I’ve tried. It’s gluten-free and contains no added sugars — just dates/prunes to sweeten.

They are magical. So simple and so delectable. Not to mention nutritious and filling. My daughter — who doesn’t care for food in general — adores them, and refers to them as chocolate balls (or cock-cock balls, but . . . yeah, that doesn’t sound quite right). Just throw the ingredients in a food processor, roll them into balls, and you’re good to go. They travel well in purses, lunch bags, or diaper bags.

Nota: In my experience, a blender does not work for this recipe, nor does a wimpy food processor. It’s gotta be fairly big and tough. I have a Ninja Food Processor, and it works great.

As always, organic ingredients are preferred.

Ingredientes:

  • 1 taza de nueces
  • 1/2 cup almonds
  • 2 cups dates
  • 1/2 cup raisins, prunes, or more dates
  • 4 Tbsp shredded coconut (optional)
  • 5 Tbsp cocoa powder
  • 1 Tbsp coconut oil (or more as needed)
  1. Pulse walnuts and almonds into a fine meal in a food processor.
  2. Add dates and remaining dried fruit, a few at a time, and continue to pulse/process until it all clumps together into a big, sticky ball. Some (cheaper) dates may be quite hard and dry, and will give your food processor a hard time if this is the case, just process one or two at a time until they’re all incorporated. Extra coconut oil and/or a teaspoon of water will help if it’s really dry.
  3. Add remaining ingredients and pulse until everything is thoroughly mixed.
  4. Pour mixture into a medium-sized bowl. Then shape into your preferred form. I prefer to roll them into little balls — they’re easier to serve to little folks this way, and I find the finished product tidier. You could also press the mixture into a rectangular glass pan, refrigerate to harden, and then cut into bars with a sharp knife.
  5. Store in refrigerator for best quality and to keep them nice and firm, but room temperature is fine, especially for shorter periods of time.

(I told you Lydia loves them. The little thief! I did no tell her she could have one . . . )

So what are some of your favourite sweet-but-not-too-sweet snacks? Or your favourite not-sweet snacks? Feel free to link up some of your own recipes! I’d love to get more ideas!!

Welcome to Becoming Peculiar! Si eres nuevo aquí, es posible que desees suscribirte a mi fuente RSS. ¡Gracias por su visita!

Well hello, there, friend! Thanks for returning to my little corner of the Interwebs. If you haven't yet, you may want to subscribe to my RSS feed. Be sure to say hello in the comments! I'd love to get to know you better.

Comentarios

¡Mmm! These look delish! How many does it make and have you ever tried to freeze them?
PepperReed recently posted..Back in the Land of the Living!

Oh goodness, I’m not sure how many it makes. I’ll have to count next time I make them and get back to you. :) I’m gonna guess around 2 dozen, about the size of a large marble??

I have frozen them, and it works perfectly.

OK, PepperReed: I just made them again, and I totally underestimated the number. I got almost 60 balls (!!) out of one batch. Again, maybe the size of a large marble. Smaller than a walnut. (I can’t think of a good comparison example!!).

yay! and doh! I need to get on that food processor already!
alison recently posted..That middle ground

This series is a great reminder for me, because I know I eat too much sugar. I just do. So I’m starting by cutting back the regular amount in the baked goods I usually make (cookies, banana bread, etc.) Someday I hope to get where you are. :)

I’m really intrigued by crispy chickpeas. I’d love to know more. What are these? How can I make them?
Laura recently posted..What I’m into: Easter season

Hi Laura! You may have seen these around the Interwebz . . . here are a few roasted chickpea recipes. We love the garlic-parmesan version. http://www.modernparentsmessykids.com/2012/08/healthy-snack-roasted-chickpeas.html I cook my own chick peas, making them super-frugal.

¡Gracias por la receta! I made these into bars so that my husband and I can take them to our frisbee tournaments the last couple weekends and they’ve been awesome!

Trackbacks

[…] truck-loads of avocado (yum!) and matoke (less yum) that we ate in Burundi and Uganda, I did make Kathleen’s date and nut energy bars last week and they are delicious! I have a real sweet tooth, which makes me frequently crave […]


Chile Con Queso, Revved Up

Chile Con Queso, or "Rotle", as my brother&rsquos hilarious ex-wife always called it, has become an American staple. Made simply by combining melted Velveeta cheese and a can of Rotel (diced tomatoes and chilies), it&rsquos always a crowd favorite. As for me? I like it in a pinch, I suppose, but usually I find the whole Rotel/Velveeta thing pretty limited and bland. And I&rsquod just about relegated Chile Con Queso to the list of culinary items I&rsquom, like, soooooo sobre&hellipwhen what should happen but my otro sister-in-law, Pesky Tim&rsquos wife, showed up at my house one Fourth of July with this yummy creation.

This, my friends, is Chile Con Queso, Revved Up. It&rsquos "Rotle" on steroids, or at least caffeine or Vivarin. This Chile con Queso contains Velveeta and Rotel, yes, but it also incorporates meaty sausage, extra green chilies, sauteed onion, and delightfully crunchy, fresh, spicy jalapeño. It&rsquos a nice change from the typical "Rotle", and though I can pretty much guarantee it won&rsquot show up on the syllabus at the French Culinary Institute any time soon, it&rsquos always a crowd pleaser&mdashespecially if that crowd contains humans of the male variety. But enough of the chit chat&mdashlet&rsquos break this apart!

The Cast of Characters: Velveeta, Onion, Hot Breakfast Sausage, Rotel, Green Chiles&hellip

And I almost forgot! Jalapeño. I&rsquom sorry, dear Jalapeño. I can&rsquot believe I forgot about you. I think it&rsquos because I chopped you up for some Pico de Gallo last week and accidentally rubbed my eyes. It was so traumatic, I&rsquove been trying to block you out ever since.

Start by chopping the onion: Cut the onion in half from root to tip.

Lay one half face down and cut off the top. And I know I should have used a cutting board, but I couldn&rsquot be bothered. Don&rsquot hate me.

Make several vertical slices&hellip

Then rotate the onion 90 degrees and make horizontal slices, creating a fine dice.

Cut the sausage in half to make it easier to remove from the package.

Put the sausage and chopped onion in a skillet. I&rsquom not a big user of nonstick, but for this particular dish, nonstick is essential!

Stir together and start breaking up the sausage.

Behold the hunka hunka burnin&rsquo Velveeta. You gotta love its processed, homogenized simplicity.

Make two slices down the entire length of the Velveeta.

Then, like the onion, rotate 90 degrees and cut the other direction. This is an easy way to chop, dice, or cube anything just make slices in one direction, then rotate and make slices in the other direction. Easy as Velveeta.

Now you have a pile of hunka hunka burnin&rsquo Velveeta cubos. Neato!

By now, the onions and sausage are nice and brown. But before you add the cheese, you might want to drain some of the angina-inducing fat.


Felix's best ever chocolate chip cookies recipe - Recipes

It was a Friday night with girlfriends cooking up all things Nigella: we had the Feast DVD on perpetual pause on the telly, bucketloads of cream in the fridge, and--most important--, hot pink cardigans and Hollywood tape at the ready.

Nigella's food processor cupcakes are my latest obsession. Quick to make with a recipe that's easy to remember, these instant crowd-pleasers are effortlessly light and fluffy every time.

Such was my obsession I ended up baking a batch on Friday, Saturday and Sunday. On Friday they were vanilla with buttercream icing, Saturday's were lemon with lemon buttercream icing, and Sunday saw them flavoured with cocoa and smothered with chocolate icing then topped suggestively with shiny red Jaffas.

The chocolate ones were my personal favourite but that may have had more to do with the lashings of chocolate icing. They keep well too - I polished off the last one that had been stored in the fridge for a week and it still felt soft and springy. But then again, with cupcakes this more-ish, long-term keeping qualities are rarely worth worrying about!


Vanilla cupcakes with lemon icing

Nigella's Easy Peasy Cupcakes

125 g de mantequilla, ablandada
125g sugar
125 g de harina común
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de levadura en polvo
2 huevos
2 cucharaditas de extracto de vainilla
2-3 tablespoons of milk

Preheat oven to 200C, or 180C if using fan-forced.

Place all the ingredients except the milk into a food processor. Blitz in short bursts until the mixture is well combined and smooth.

Whilst pulsing the mixture, gradually pour in the two tablespoons of milk through the food processor funnel. Blitz until the milk has been incoporated. La mezcla debe verse suave. Add another tablespoon of milk if necessary.

Divide the mixture across a patty-lined 12-muffin tin. A generous tablespoon should be sufficient, as the mixture should triple in size when baked.

Bake for 15-20min or until well-risen and the tops are a pale gold in colour. Ice when cool.

Variaciones:
Lemon cupcakes: Add two teaspoons of finely grated lemon rind.
Chocolate cupcakes: Add two tablespoons of cocoa.

Crema de mantequilla glaseado: Beat 125g softened unsalted butter with 250g pure icing sugar using an electric mixer. Beat in 1 teaspoon vanilla essence and 2 teaspoons of milk. Beat until smooth (a wooden spoon can be easier at this point), adding either more milk or icing sugar if necessary. Use a piping bag to decorate swirls onto cooled cupcakes.

Glaseado de chocolate: Melt 90g of dark chocolate (broken in pieces) and 30g butter in a bowl sitting over a pot of gently simmering water. Stir until melted, then add 1 cup icing sugar and about 2 tablespoons of hot water. Mix well and add either more hot water or icing sugar until you reach your desired consistency. Using a spatula to slather generously over cooled cupcakes.


Chocolate cupcakes with chocolate icing
all packed into my Wilton cupcake carrier for a housewarming party


La Brigada ***

Lets face it, you’re going to get a good piece of steak no matter where you decide to eat in BA (I would honestly consider beef the cultural glue here…like music is to New Orleans). But if you’re on the hunt for the absolute mejor parrilla in terms of atmosphere, service, and quality of food–as most visiting tourists are–then you will certainly stumble across the name La Brigada at some point in your search (albeit be on Google, at your hotel concierge, or local word of mouth).

Located in the heart of San Telmo and filled with gaucho/futbol memorabilia (all Boca, of course!), La Brigada is considered a major contender for the title of best parrilla in Buenos Aires, competing alongside Cabana las Lilas, Don Julio, and La Cabrera, just to name a few. One unique feature that has helped to set La Brigada apart from the rest, is that they serve the steak by cutting it with a spoon–a testament to its tenderness. Naturally, upon hearing word of this, I went to witness it myself!

The atmosphere of the place is very old-school, not dingy in any way, but broken in (as all well-loved things are). Images of cows and futbol players hang side-by-side on the walls, and crisp white linens and shiny crystal glasses adorn the tables. Upon entry, you will submit your senses to the heavenly and pungent aroma of steak, which will have you smacking your lips in anticipation of your meal. Cue the ordering frenzy!

My friends and I started our dinner off with a nice bottle of Rutini Malbec and then embarked on the delicious and abundant bread basket. Next we shared an order of Provoleta, which is a wedge of provolone cheese gilled in a cast iron skillet until it turns a delicious golden color at the edges. The provoleta was served nice and hot, and I thought it was very tasty. Although, I must admit I tend to like mine with a little more “umph.” You know, sautéed onions, peppers, and herbs (I acknowledge that it’s not traditional, but I am a modern and progressive 22-year old).

Next we ordered a simple Mixed Green Salad with Tomatoes and Onions, tossed in a balsamic vinaigrette. A salad is a salad, need I say more?

Now we get to the stuff that really matters…..the STEAK! My friend and I decided to share the whopping 30-ounce Baby Beef(mainly because this is the cut rumored to be served with a spoon…I’m a sucker for presentation) and it was enormous! Note: The portion below is on mi half of the steak!

Unfortunately though, they did NOT cut it with a spoon. No mi meat, not no ones, which was a rather big disappointment. The quality of the beef, however, was incredible. It was a couple of inches thick, with just the right amount of marbled fat, and it was cooked to perfection. I asked for it medium and it actually came out medium (this is to say as American’s would define medium). I have found in Buenos Aires that they often overcook the meat, so to see red drippings on the plate when I finished was a refreshing change.

Two of my other friends ordered the Bife de Lomo in Peppercorn Sauce, which was an absolute disaster. The peppercorn sauce had some sort of metallic aftertaste (almost inedible) and the steak was completely overdone, despite their requests for medium-rare temperature. A french chef would have been appalled seeing a steak with absolutely no red hue. In fact, it was so bad that neither of them finished their meals. And it is this inconsistency between a fabulous steak and a horrendous steak that leaves La Brigada with just 3 out of 5 stars.

El Potatoes au Gratin(or shall i say, Batatas a Gratinada) were fantastic though. They were creamy, and cheesy, and probably my favorite part of the meal. They came as an unexpected complimentary side to the Bife de Lomo, but were large enough to share among the entire table. Asimismo, el Papas fritas were also very tasty!

My other friend (already a getting a little tired of beef), decided to order the Chicken Parmesan (or Milanesa Suprema Napolitana de Pollo). Given the size (which you can see below), she was able to spare me a couple of bites and I thought it was delicious. I wouldn’t normally order chicken at a well known steakhouse, but I was impressed by the dish.

Last but not least, we ordered a Creme Brûlée and round ofcafe con leches for dessert. The creme brûlée was spot on and a perfect way to end our meal.

Overall, I would be willing to give La Brigada another chance because half of the meal was great, but I do prefer La Cabrera and Cabana las Lilas as it stands right now (and I plan to try Don Julio this coming week to make my final judgement!).


Ver el vídeo: Εύκολα Σοκολατένια Cookies Συνταγή για ΤΕΛΕΙΑ μπισκότα ζαχαροπλαστείου - Chocolate Chip Cookies (Enero 2022).