Nuevas recetas

Cuatro acusados ​​por contaminación de queso mexicano y más noticias

Cuatro acusados ​​por contaminación de queso mexicano y más noticias

En Weekly Media Mix de hoy, Doritos Locos Taco de Taco Bell es un éxito, además de un aspirante a chef de Nueva York asesinado

Arthur Bovino

El Weekly Media Mix de The Daily Meal resume las grandes historias gastronómicas de la semana.

Industria

La nueva decisión del USDA de permitir que los productores de aves de corral autoinspecten a los pollos a medida que avanzan en la línea es criticada por los defensores de la salud pública; la medida se produce cuando el USDA intenta ahorrar $ 85 millones y eliminar casi 1.000 puestos de trabajo. [ABC Noticias]

Restaurantes

Caribou Coffee ofrecerá café gratis a cualquier cliente con una taza reutilizable en honor al Día de la Tierra; haga fila ahora. [PR Newswire]

Vergüenza de la semana

Cuatro productores fueron acusados ​​por el gobierno de ignorar la advertencia del USDA y vender 111,000 libras de queso mexicano importado contaminado con E. coli, salmonella y otras bacterias dañinas. [CBS]

Productos

Taco Bell le da crédito a su taco Doritos Locos por sacar a la cadena de comida rápida de una recesión financiera de un año. Los conocedores dijeron que el taco ha tenido "un gran éxito" desde su llegada a los menús en marzo. [Correo Huffington]

Noticias del mundo

Los panaderos de Londres se están uniendo para luchar contra el "impuesto pasty", un impuesto mayor sobre los alimentos calientes (incluido el convite inglés), marchando por Downing Street la semana que viene. [guardián]

Chefs y personalidades

Thomas Keller revive recetas de la era de la Segunda Guerra Mundial del legendario chef Fernand Point. [New York Times]


Cómo hacer Queso Fresco Fácil, Queso Mexicano Fresco

Es fácil hacer queso mexicano fresco en su propia cocina.

Si alguna vez ha disfrutado de la comida mexicana espolvoreada con migajas de queso blanco suave, entonces ha probado el queso fresco. También conocido como & quot; queso fresco & quot ;, el queso fresco es un queso semiblando sin añejar con una textura húmeda y cremosa y un sabor suave, ligeramente salado, y se presenta a menudo en la cocina mexicana y otras cocinas latinoamericanas. Pero, ¿lo sabías y era increíblemente fácil de hacer en tu propia cocina? Os mostraré cómo hacerlo.

Cómo hacer queso fresco en casa

1. Reúna su equipo e ingredientes.

Solo se necesitan unas pocas herramientas simples: una olla pesada, una espátula de goma, un termómetro de lectura instantánea, una gasa, algo para escurrir el queso (un colador o un recipiente de plástico vacío con agujeros) y algún tipo de peso (un recipiente pequeño llenos de agua o pesos de tarta). Los ingredientes también son sencillos: seguramente querrá utilizar & # xBD galón de leche entera, & # xBC cuajo en tableta o & # xBC cucharadita de cuajo líquido y 2 cucharadas de sal kosher.

2. Prepare la solución de cuajo.

El cuajo, una enzima que se utiliza para coagular la leche, debe diluirse en agua antes de su uso. Triturar o mezclar el cuajo en una taza de agua destilada fría y reservar. Es muy importante utilizar agua destilada que no contenga productos químicos ni minerales.

3. Calentar la leche.

En una olla pesada, caliente la leche a 90 grados F (32 grados C), usando un termómetro de lectura instantánea para medir la temperatura con precisión. Asegúrese de revolver con frecuencia para que la leche no se queme en el fondo de la olla.

4. Agrega el cuajo y deja reposar.

Agregue la solución de cuajo a la leche tibia revolviendo muy suave y lentamente durante unos 5 segundos. Tenga cuidado de no revolver demasiado, ya que esto puede interrumpir la formación de cuajada. Deje reposar la cuajada, tapada, en un lugar cálido durante 40 minutos, hasta que forme una masa espesa. Compruebe si hay una "rotura limpia" colocando una espátula en la cuajada y levantándola suavemente. Debe partirse a lo largo de una línea limpia (no ser demasiado blanda ni lechosa). Si no está muy firme, cubra la olla y déjela reposar durante otros 10 minutos y vuelva a probar.

5. Cortar la cuajada y calentar.

Con la espátula, corte la cuajada en cubos de & # xBC de pulgada. Caliente la cuajada y el suero de leche a 110 a 115 grados F (43 a 46 grados C), durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Verá una clara separación de cuajada sólida y suero líquido.

6. Escurrir y sal.

Coloca la cuajada en un colador para escurrir (desecha el suero o guárdalo para otro uso). Con los dedos, mezcle suavemente la sal para combinar.

7. Presione el queso.

Transfiera la cuajada a un molde forrado con una gasa con agujeros (un colador o recipiente de plástico funciona bien). Coloque un peso limpio y pesado encima, como un tazón pequeño lleno de pesos para pastel o un frasco lleno de agua, y déjelo reposar durante 4 a 6 horas para sacar el agua y formar el queso. El queso ya está listo para comer, o puede taparlo y refrigerarlo hasta por 2 semanas.

¿Cuál es la diferencia entre Queso Fresco, Queso Blanco y Queso Cotija?

Hay una serie de quesos latinos frescos que se pueden usar indistintamente para muchos platos, pero tienen algunas diferencias sutiles:

Queso Fresco: Traducido como "queso fresco". Como está hecho con cuajo, el queso fresco se derrite muy bien cuando se calienta.

Queso Blanco: Traducido como "queso blanco". Este queso fresco no está hecho con cuajo y no se derrite cuando se calienta (incluso cuando se fríe). Tiene un sabor suave, ligeramente dulce y una textura mucho más suave que el queso fresco. Este queso se elabora con vinagre, no se prensa en un molde y se come mejor el día de su elaboración.

Cotija: Hecho con cuajo, este queso se remoja en salmuera o se frota con sal después de prensado, para obtener un sabor más salado y ácido. Este queso se puede añejar un poco, para hacerlo aún más seco y firme que el queso fresco, y a menudo se ralla como el queso parmesano.

Consejos para hacer Queso Fresco

  • Comience siempre con equipo limpio: lave todo en agua caliente con jabón y enjuague bien antes de comenzar, para evitar cualquier contaminación cruzada que pueda arruinar su queso.
  • El cuajo es una enzima que se utiliza para coagular la cuajada y obtener una textura firme. Puede utilizar cuajo animal o vegetariano. Ambos deben diluirse en agua fría sin cloro antes de su uso. Puede comprar cuajo en línea, en muchas tiendas de suministros para la fabricación de cerveza o en algunas tiendas naturistas. No utilice cuajo cuajo.
  • La cuajada son los trozos sólidos de grasa y proteína coagulada que se convertirán en su queso final, una vez escurridos y prensados.
  • El suero es el líquido que queda del proceso de elaboración del queso. Está repleto de vitaminas y minerales, y se mezcla muy bien en batidos, sopas o se usa en productos horneados.

Maneras favoritas de usar Queso Fresco

Estas enchiladas de pollo de primera calidad se hornean con una salsa de tomatillo verde casera y se cubren con queso fresco desmenuzado.


Cómo hacer Queso Fresco Fácil, Queso Mexicano Fresco

Es fácil hacer queso mexicano fresco en tu propia cocina.

Si alguna vez disfrutaste de la comida mexicana espolvoreada con migajas de queso blanco suave, entonces has probado el queso fresco. También conocido como & quot; queso fresco & quot ;, el queso fresco es un queso semiblando sin añejar con una textura húmeda y cremosa y un sabor suave, ligeramente salado, y se presenta a menudo en la cocina mexicana y otras cocinas latinoamericanas. Pero, ¿lo sabías y era increíblemente fácil de hacer en tu propia cocina? Os mostraré cómo hacerlo.

Cómo hacer queso fresco en casa

1. Reúna su equipo e ingredientes.

Solo se necesitan unas pocas herramientas simples: una olla pesada, una espátula de goma, un termómetro de lectura instantánea, una gasa, algo para escurrir el queso (un colador o un recipiente de plástico vacío con agujeros) y algún tipo de peso (un recipiente pequeño llenos de agua o pesos de tarta). Los ingredientes también son simples: seguramente querrá usar & # xBD galón de leche entera, & # xBC cuajo en tableta o & # xBC cucharadita de cuajo líquido y 2 cucharadas de sal kosher.

2. Prepare la solución de cuajo.

El cuajo, una enzima que se utiliza para coagular la leche, debe diluirse en agua antes de su uso. Triturar o mezclar el cuajo en una taza de agua destilada fría y reservar. Es muy importante utilizar agua destilada que no contenga productos químicos ni minerales.

3. Calentar la leche.

En una olla pesada, caliente la leche a 90 grados F (32 grados C), usando un termómetro de lectura instantánea para medir la temperatura con precisión. Asegúrese de revolver con frecuencia para que la leche no se queme en el fondo de la olla.

4. Agrega el cuajo y deja reposar.

Agregue la solución de cuajo a la leche tibia revolviendo muy suave y lentamente durante unos 5 segundos. Tenga cuidado de no revolver demasiado, ya que esto puede interrumpir la formación de cuajada. Deje reposar la cuajada, tapada, en un lugar cálido durante 40 minutos, hasta que forme una masa espesa. Compruebe si hay una "rotura limpia" colocando una espátula en la cuajada y levantándola suavemente. Debe partirse a lo largo de una línea limpia (no ser demasiado blanda ni lechosa). Si no está muy firme, cubra la olla y déjela reposar durante otros 10 minutos y vuelva a probar.

5. Cortar la cuajada y calentar.

Con la espátula, corte la cuajada en cubos de & # xBC de pulgada. Caliente la cuajada y el suero de leche a 110 a 115 grados F (43 a 46 grados C), durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Verá una clara separación de cuajada sólida y suero líquido.

6. Escurrir y sal.

Coloca la cuajada en un colador para escurrir (desecha el suero o guárdalo para otro uso). Con los dedos, mezcle suavemente la sal para combinar.

7. Presione el queso.

Transfiera la cuajada a un molde forrado con una gasa con agujeros (un colador o recipiente de plástico funciona bien). Coloque un peso limpio y pesado encima, como un tazón pequeño lleno de pesos para pasteles o un frasco lleno de agua, y déjelo reposar durante 4 a 6 horas para sacar el agua y formar el queso. El queso ya está listo para comer, o puede taparlo y refrigerarlo hasta por 2 semanas.

¿Cuál es la diferencia entre Queso Fresco, Queso Blanco y Queso Cotija?

Hay una serie de quesos latinos frescos que se pueden usar indistintamente para muchos platos, pero tienen algunas diferencias sutiles:

Queso Fresco: Traducido como "queso fresco". Dado que está hecho con cuajo, el queso fresco se derrite muy bien cuando se calienta.

Queso Blanco: Traducido como "queso blanco". Este queso fresco no está hecho con cuajo y no se derrite cuando se calienta (incluso cuando se fríe). Tiene un sabor suave, ligeramente dulce y una textura mucho más suave que el queso fresco. Este queso se elabora con vinagre, no se prensa en un molde y se come mejor el día de su elaboración.

Cotija: Hecho con cuajo, este queso se remoja en salmuera o se frota con sal después de prensado, para obtener un sabor más salado y ácido. Este queso se puede añejar un poco, para hacerlo aún más seco y firme que el queso fresco, y a menudo se ralla como el queso parmesano.

Consejos para hacer Queso Fresco

  • Comience siempre con equipo limpio: lave todo en agua caliente con jabón y enjuague bien antes de comenzar, para evitar cualquier contaminación cruzada que pueda arruinar su queso.
  • El cuajo es una enzima que se utiliza para coagular la cuajada y obtener una textura firme. Puede utilizar cuajo animal o vegetariano. Ambos deben diluirse en agua fría sin cloro antes de su uso. Puede comprar cuajo en línea, en muchas tiendas de suministros para la fabricación de cerveza o en algunas tiendas naturistas. No utilice cuajo cuajo.
  • La cuajada son los trozos sólidos de grasa y proteína coagulada que se convertirán en su queso final, una vez escurridos y prensados.
  • El suero es el líquido que queda del proceso de elaboración del queso. Está repleto de vitaminas y minerales, y se mezcla muy bien en batidos, sopas o se usa en productos horneados.

Maneras favoritas de usar Queso Fresco

Estas enchiladas de pollo de primera calidad se hornean con una salsa de tomatillo verde casera y se cubren con queso fresco desmenuzado.


Cómo hacer Queso Fresco Fácil, Queso Mexicano Fresco

Es fácil hacer queso mexicano fresco en su propia cocina.

Si alguna vez ha disfrutado de la comida mexicana espolvoreada con migajas de queso blanco suave, entonces ha probado el queso fresco. También conocido como & quot; queso fresco & quot ;, el queso fresco es un queso semiblando sin añejar con una textura húmeda y cremosa y un sabor suave, ligeramente salado, y se presenta a menudo en la cocina mexicana y otras cocinas latinoamericanas. Pero, ¿lo sabías y era increíblemente fácil de hacer en tu propia cocina? Os mostraré cómo hacerlo.

Cómo hacer queso fresco en casa

1. Reúna su equipo e ingredientes.

Solo se necesitan unas pocas herramientas simples: una olla pesada, una espátula de goma, un termómetro de lectura instantánea, una gasa, algo para escurrir el queso (un colador o un recipiente de plástico vacío con agujeros) y algún tipo de peso (un recipiente pequeño llenos de agua o pesos de tarta). Los ingredientes también son sencillos: seguramente querrá utilizar & # xBD galón de leche entera, & # xBC cuajo en tableta o & # xBC cucharadita de cuajo líquido y 2 cucharadas de sal kosher.

2. Prepare la solución de cuajo.

El cuajo, una enzima que se utiliza para coagular la leche, debe diluirse en agua antes de su uso. Triturar o mezclar el cuajo en una taza de agua destilada fría y reservar. Es muy importante utilizar agua destilada que no contenga productos químicos ni minerales.

3. Calentar la leche.

En una olla pesada, caliente la leche a 90 grados F (32 grados C), usando un termómetro de lectura instantánea para medir la temperatura con precisión. Asegúrese de revolver con frecuencia para que la leche no se queme en el fondo de la olla.

4. Agrega el cuajo y deja reposar.

Agregue la solución de cuajo a la leche tibia revolviendo muy suave y lentamente durante unos 5 segundos. Tenga cuidado de no revolver demasiado, ya que esto puede interrumpir la formación de cuajada. Deje reposar la cuajada, tapada, en un lugar cálido durante 40 minutos, hasta que forme una masa espesa. Compruebe si hay una "rotura limpia" colocando una espátula en la cuajada y levantándola suavemente. Debe partirse a lo largo de una línea limpia (no ser demasiado blanda ni lechosa). Si no está muy firme, cubra la olla y déjela reposar durante otros 10 minutos y vuelva a probar.

5. Cortar la cuajada y calentar.

Con la espátula, corte la cuajada en cubos de & # xBC de pulgada. Caliente la cuajada y el suero de leche a 110 a 115 grados F (43 a 46 grados C), durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Verá una clara separación de cuajada sólida y suero líquido.

6. Escurrir y sal.

Coloca la cuajada en un colador para escurrir (desecha el suero o guárdalo para otro uso). Con los dedos, mezcle suavemente la sal para combinar.

7. Presione el queso.

Transfiera la cuajada a un molde forrado con una gasa con agujeros (un colador o recipiente de plástico funciona bien). Coloque un peso limpio y pesado encima, como un tazón pequeño lleno de pesos para pasteles o un frasco lleno de agua, y déjelo reposar durante 4 a 6 horas para sacar el agua y formar el queso. El queso ya está listo para comer, o puede taparlo y refrigerarlo hasta por 2 semanas.

¿Cuál es la diferencia entre Queso Fresco, Queso Blanco y Queso Cotija?

Hay una serie de quesos latinos frescos que se pueden usar indistintamente para muchos platos, pero tienen algunas diferencias sutiles:

Queso Fresco: Traducido como "queso fresco". Dado que está hecho con cuajo, el queso fresco se derrite muy bien cuando se calienta.

Queso Blanco: Traducido como "queso blanco". Este queso fresco no está hecho con cuajo y no se derrite cuando se calienta (incluso cuando se fríe). Tiene un sabor suave, ligeramente dulce y una textura mucho más suave que el queso fresco. Este queso se elabora con vinagre, no se prensa en un molde y se come mejor el día de su elaboración.

Cotija: Hecho con cuajo, este queso se remoja en salmuera o se frota con sal después de prensado, para obtener un sabor más salado y ácido. Este queso se puede añejar un poco, para hacerlo aún más seco y firme que el queso fresco, y a menudo se ralla como el queso parmesano.

Consejos para hacer Queso Fresco

  • Comience siempre con equipo limpio: lave todo con agua caliente con jabón y enjuague bien antes de comenzar, para evitar cualquier contaminación cruzada que pueda arruinar su queso.
  • El cuajo es una enzima que se utiliza para coagular la cuajada y obtener una textura firme. Puede utilizar cuajo animal o vegetariano. Ambos deben diluirse en agua fría sin cloro antes de su uso. Puede comprar cuajo en línea, en muchas tiendas de suministros para la fabricación de cerveza o en algunas tiendas naturistas. No utilice cuajo cuajo.
  • La cuajada son los trozos sólidos de grasa y proteína coagulada que se convertirán en su queso final, una vez escurridos y prensados.
  • El suero es el líquido que queda del proceso de elaboración del queso. Está repleto de vitaminas y minerales, y se mezcla muy bien en batidos, sopas o se usa en productos horneados.

Maneras favoritas de usar Queso Fresco

Estas enchiladas de pollo de primera calidad se hornean con una salsa de tomatillo verde casera y se cubren con queso fresco desmenuzado.


Cómo hacer Queso Fresco Fácil, Queso Mexicano Fresco

Es fácil hacer queso mexicano fresco en su propia cocina.

Si alguna vez disfrutaste de la comida mexicana espolvoreada con migajas de queso blanco suave, entonces has probado el queso fresco. También conocido como & quot; queso fresco & quot ;, el queso fresco es un queso semiblando sin añejar con una textura húmeda y cremosa y un sabor suave, ligeramente salado, y se presenta a menudo en la cocina mexicana y otras cocinas latinoamericanas. Pero, ¿lo sabías y era increíblemente fácil de hacer en tu propia cocina? Os mostraré cómo hacerlo.

Cómo hacer queso fresco en casa

1. Reúna su equipo e ingredientes.

Solo se necesitan unas pocas herramientas simples: una olla pesada, una espátula de goma, un termómetro de lectura instantánea, una gasa, algo para escurrir el queso (un colador o un recipiente de plástico vacío con agujeros) y algún tipo de peso (un recipiente pequeño llenos de agua o pesos de tarta). Los ingredientes también son sencillos: seguramente querrá utilizar & # xBD galón de leche entera, & # xBC cuajo en tableta o & # xBC cucharadita de cuajo líquido y 2 cucharadas de sal kosher.

2. Prepare la solución de cuajo.

El cuajo, una enzima que se utiliza para coagular la leche, debe diluirse en agua antes de su uso. Triturar o mezclar el cuajo en una taza de agua destilada fría y reservar. Es muy importante utilizar agua destilada que no contenga productos químicos ni minerales.

3. Calentar la leche.

En una olla pesada, caliente la leche a 90 grados F (32 grados C), usando un termómetro de lectura instantánea para medir la temperatura con precisión. Asegúrese de revolver con frecuencia para que la leche no se queme en el fondo de la olla.

4. Agrega el cuajo y deja reposar.

Agregue la solución de cuajo a la leche tibia revolviendo muy suave y lentamente durante unos 5 segundos. Tenga cuidado de no revolver demasiado, ya que esto puede interrumpir la formación de cuajada. Deje reposar la cuajada, tapada, en un lugar cálido durante 40 minutos, hasta que forme una masa espesa. Compruebe si hay una "rotura limpia" colocando una espátula en la cuajada y levantando suavemente. Debe dividirse a lo largo de una línea limpia (no ser demasiado blanda ni lechosa). Si no está muy firme, cubra la olla y déjela reposar durante otros 10 minutos y vuelva a probar.

5. Cortar la cuajada y calentar.

Con la espátula, corte la cuajada en cubos de & # xBC de pulgada. Caliente la cuajada y el suero de leche a 110 a 115 grados F (43 a 46 grados C), durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Verá una clara separación de cuajada sólida y suero líquido.

6. Escurrir y sal.

Coloca la cuajada en un colador para escurrir (desecha el suero o guárdalo para otro uso). Con los dedos, mezcle suavemente la sal para combinar.

7. Presione el queso.

Transfiera la cuajada a un molde forrado con una gasa con agujeros (un colador o recipiente de plástico funciona bien). Coloque un peso limpio y pesado encima, como un tazón pequeño lleno de pesos para pastel o un frasco lleno de agua, y déjelo reposar durante 4 a 6 horas para sacar el agua y formar el queso. El queso ya está listo para comer, o puede taparlo y refrigerarlo hasta por 2 semanas.

¿Cuál es la diferencia entre Queso Fresco, Queso Blanco y Queso Cotija?

Hay una serie de quesos latinos frescos que se pueden usar indistintamente para muchos platos, pero tienen algunas diferencias sutiles:

Queso Fresco: Traducido como "queso fresco". Como está hecho con cuajo, el queso fresco se derrite muy bien cuando se calienta.

Queso Blanco: Traducido como "queso blanco". Este queso fresco no está hecho con cuajo y no se derrite cuando se calienta (incluso cuando se fríe). Tiene un sabor suave, ligeramente dulce y una textura mucho más suave que el queso fresco. Este queso se elabora con vinagre, no se prensa en un molde y se come mejor el día de su elaboración.

Cotija: Hecho con cuajo, este queso se remoja en salmuera o se frota con sal después de prensado, para obtener un sabor más salado y ácido. Este queso se puede añejar un poco, para hacerlo aún más seco y firme que el queso fresco, y a menudo se ralla como el queso parmesano.

Consejos para hacer Queso Fresco

  • Comience siempre con equipo limpio: lave todo en agua caliente con jabón y enjuague bien antes de comenzar, para evitar cualquier contaminación cruzada que pueda arruinar su queso.
  • El cuajo es una enzima que se utiliza para coagular la cuajada y obtener una textura firme. Puede utilizar cuajo animal o vegetariano. Ambos deben diluirse en agua fría sin cloro antes de su uso. Puede comprar cuajo en línea, en muchas tiendas de suministros para la fabricación de cerveza o en algunas tiendas naturistas. No utilice cuajo cuajo.
  • La cuajada son los trozos sólidos de grasa y proteína coagulada que se convertirán en su queso final, una vez escurridos y prensados.
  • El suero es el líquido que queda del proceso de elaboración del queso. Está repleto de vitaminas y minerales, y se mezcla muy bien en batidos, sopas o se usa en productos horneados.

Maneras favoritas de usar Queso Fresco

Estas enchiladas de pollo de primera calidad se hornean con una salsa de tomatillo verde casera y se cubren con queso fresco desmenuzado.


Cómo hacer Queso Fresco Fácil, Queso Mexicano Fresco

Es fácil hacer queso mexicano fresco en tu propia cocina.

Si alguna vez disfrutaste de la comida mexicana espolvoreada con migajas de queso blanco suave, entonces has probado el queso fresco. También conocido como & quot; queso fresco & quot ;, el queso fresco es un queso semiblando sin añejar con una textura húmeda y cremosa y un sabor suave, ligeramente salado, y se presenta a menudo en la cocina mexicana y otras cocinas latinoamericanas. Pero, ¿lo sabías y era increíblemente fácil de hacer en tu propia cocina? Os mostraré cómo hacerlo.

Cómo hacer queso fresco en casa

1. Reúna su equipo e ingredientes.

Solo se necesitan unas pocas herramientas simples: una olla pesada, una espátula de goma, un termómetro de lectura instantánea, una gasa, algo para escurrir el queso (un colador o un recipiente de plástico vacío con agujeros) y algún tipo de peso (un recipiente pequeño llenos de agua o pesos de tarta). Los ingredientes también son sencillos: seguramente querrá utilizar & # xBD galón de leche entera, & # xBC cuajo en tableta o & # xBC cucharadita de cuajo líquido y 2 cucharadas de sal kosher.

2. Prepare la solución de cuajo.

El cuajo, una enzima que se utiliza para coagular la leche, debe diluirse en agua antes de su uso. Triturar o mezclar el cuajo en una taza de agua destilada fría y reservar. Es muy importante utilizar agua destilada que no contenga productos químicos ni minerales.

3. Calentar la leche.

En una olla pesada, caliente la leche a 90 grados F (32 grados C), usando un termómetro de lectura instantánea para medir la temperatura con precisión. Asegúrese de revolver con frecuencia para que la leche no se queme en el fondo de la olla.

4. Agrega el cuajo y deja reposar.

Agregue la solución de cuajo a la leche tibia revolviendo muy suave y lentamente durante unos 5 segundos. Tenga cuidado de no revolver demasiado, ya que esto puede interrumpir la formación de cuajada. Deje reposar la cuajada, tapada, en un lugar cálido durante 40 minutos, hasta que forme una masa espesa. Compruebe si hay una "rotura limpia" colocando una espátula en la cuajada y levantándola suavemente. Debe dividirse a lo largo de una línea limpia (no ser demasiado blanda ni lechosa). Si no está muy firme, cubra la olla y déjela reposar durante otros 10 minutos y vuelva a probar.

5. Cortar la cuajada y calentar.

Con la espátula, corte la cuajada en cubos de & # xBC de pulgada. Caliente la cuajada y el suero de leche a 110 a 115 grados F (43 a 46 grados C), durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Verá una clara separación de cuajada sólida y suero líquido.

6. Escurrir y sal.

Coloca la cuajada en un colador para escurrir (desecha el suero o guárdalo para otro uso). Con los dedos, mezcle suavemente la sal para combinar.

7. Presione el queso.

Transfiera la cuajada a un molde forrado con una gasa con agujeros (un colador o recipiente de plástico funciona bien). Coloque un peso limpio y pesado encima, como un tazón pequeño lleno de pesos para pastel o un frasco lleno de agua, y déjelo reposar durante 4 a 6 horas para sacar el agua y formar el queso. El queso ya está listo para comer, o puede taparlo y refrigerarlo hasta por 2 semanas.

¿Cuál es la diferencia entre Queso Fresco, Queso Blanco y Queso Cotija?

Hay una serie de quesos latinos frescos que se pueden usar indistintamente para muchos platos, pero tienen algunas diferencias sutiles:

Queso Fresco: Traducido como "queso fresco". Dado que está hecho con cuajo, el queso fresco se derrite muy bien cuando se calienta.

Queso Blanco: Traducido como "queso blanco". Este queso fresco no está hecho con cuajo y no se derrite cuando se calienta (incluso cuando se fríe). Tiene un sabor suave, ligeramente dulce y es de textura mucho más suave que el queso fresco. Este queso se elabora con vinagre, no se prensa en un molde y se come mejor el día de su elaboración.

Cotija: Hecho con cuajo, este queso se remoja en salmuera o se frota con sal después de prensado, para obtener un sabor más salado y ácido. Este queso se puede añejar un poco, para hacerlo aún más seco y firme que el queso fresco, y a menudo se ralla como el queso parmesano.

Consejos para hacer Queso Fresco

  • Comience siempre con equipo limpio: lave todo en agua caliente con jabón y enjuague bien antes de comenzar, para evitar cualquier contaminación cruzada que pueda arruinar su queso.
  • El cuajo es una enzima que se utiliza para coagular la cuajada y obtener una textura firme. Puede utilizar cuajo animal o vegetariano. Ambos deben diluirse en agua fría sin cloro antes de su uso. Puede comprar cuajo en línea, en muchas tiendas de suministros para la fabricación de cerveza o en algunas tiendas naturistas. No utilice cuajo cuajo.
  • La cuajada son los trozos sólidos de grasa y proteína coagulada que se convertirán en su queso final, una vez escurridos y prensados.
  • El suero es el líquido que queda del proceso de elaboración del queso. Está repleto de vitaminas y minerales, y se mezcla muy bien en batidos, sopas o se usa en productos horneados.

Maneras favoritas de usar Queso Fresco

Estas enchiladas de pollo de primera calidad se hornean con una salsa de tomatillo verde casera y se cubren con queso fresco desmenuzado.


Cómo hacer Queso Fresco Fácil, Queso Mexicano Fresco

Es fácil hacer queso mexicano fresco en tu propia cocina.

Si alguna vez disfrutaste de la comida mexicana espolvoreada con migajas de queso blanco suave, entonces has probado el queso fresco. También conocido como & quot; queso fresco & quot ;, el queso fresco es un queso semiblando sin añejar con una textura húmeda y cremosa y un sabor suave, ligeramente salado, y se presenta a menudo en la cocina mexicana y otras cocinas latinoamericanas. Pero, ¿lo sabías y era increíblemente fácil de hacer en tu propia cocina? Os mostraré cómo hacerlo.

Cómo hacer queso fresco en casa

1. Reúna su equipo e ingredientes.

Solo se necesitan unas pocas herramientas simples: una olla pesada, una espátula de goma, un termómetro de lectura instantánea, una gasa, algo para escurrir el queso (un colador o un recipiente de plástico vacío con agujeros) y algún tipo de peso (un recipiente pequeño llenos de agua o pesos de tarta). Los ingredientes también son sencillos: seguramente querrá utilizar & # xBD galón de leche entera, & # xBC cuajo en tableta o & # xBC cucharadita de cuajo líquido y 2 cucharadas de sal kosher.

2. Prepare la solución de cuajo.

El cuajo, una enzima que se utiliza para coagular la leche, debe diluirse en agua antes de su uso. Triture o mezcle el cuajo en una taza de agua destilada fría y reserve. Es muy importante utilizar agua destilada que no contenga productos químicos ni minerales.

3. Calentar la leche.

En una olla pesada, caliente la leche a 90 grados F (32 grados C), usando un termómetro de lectura instantánea para medir la temperatura con precisión. Asegúrese de revolver con frecuencia para que la leche no se queme en el fondo de la olla.

4. Agrega el cuajo y deja reposar.

Agregue la solución de cuajo a la leche tibia revolviendo muy suave y lentamente durante unos 5 segundos. Tenga cuidado de no revolver demasiado, ya que esto puede interrumpir la formación de cuajada. Deje reposar la cuajada, tapada, en un lugar cálido durante 40 minutos, hasta que forme una masa espesa. Compruebe si hay una "rotura limpia" colocando una espátula en la cuajada y levantándola suavemente. Debe dividirse a lo largo de una línea limpia (no ser demasiado blanda ni lechosa). Si no está muy firme, cubra la olla y déjela reposar durante otros 10 minutos y vuelva a probar.

5. Cortar la cuajada y calentar.

Con la espátula, corte la cuajada en cubos de & # xBC de pulgada. Caliente la cuajada y el suero de leche a 110 a 115 grados F (43 a 46 grados C), durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Verá una clara separación de cuajada sólida y suero líquido.

6. Escurrir y sal.

Coloca la cuajada en un colador para escurrir (desecha el suero o guárdalo para otro uso). Con los dedos, mezcle suavemente la sal para combinar.

7. Presione el queso.

Transfiera la cuajada a un molde forrado con una gasa con agujeros (un colador o recipiente de plástico funciona bien). Coloque un peso limpio y pesado encima, como un tazón pequeño lleno de pesos para pastel o un frasco lleno de agua, y déjelo reposar durante 4 a 6 horas para sacar el agua y formar el queso. El queso ya está listo para comer, o puede taparlo y refrigerarlo hasta por 2 semanas.

¿Cuál es la diferencia entre Queso Fresco, Queso Blanco y Queso Cotija?

Hay una serie de quesos latinos frescos que se pueden usar indistintamente para muchos platos, pero tienen algunas diferencias sutiles:

Queso Fresco: Traducido como "queso fresco". Dado que está hecho con cuajo, el queso fresco se derrite muy bien cuando se calienta.

Queso Blanco: Traducido como "queso blanco". Este queso fresco no está hecho con cuajo y no se derrite cuando se calienta (incluso cuando se fríe). Tiene un sabor suave, ligeramente dulce y es de textura mucho más suave que el queso fresco. Este queso se elabora con vinagre, no se prensa en un molde y se come mejor el día de su elaboración.

Cotija: Hecho con cuajo, este queso se remoja en salmuera o se frota con sal después de prensado, para obtener un sabor más salado y ácido. Este queso se puede añejar un poco, para hacerlo aún más seco y firme que el queso fresco, y a menudo se ralla como el queso parmesano.

Consejos para hacer Queso Fresco

  • Comience siempre con equipo limpio: lave todo en agua caliente con jabón y enjuague bien antes de comenzar, para evitar cualquier contaminación cruzada que pueda arruinar su queso.
  • El cuajo es una enzima que se utiliza para coagular la cuajada y obtener una textura firme. Puede utilizar cuajo animal o vegetariano. Ambos deben diluirse en agua fría sin cloro antes de su uso. Puede comprar cuajo en línea, en muchas tiendas de suministros para la fabricación de cerveza o en algunas tiendas naturistas. No utilice cuajo cuajo.
  • La cuajada son los trozos sólidos de grasa y proteína coagulada que se convertirán en su queso final, una vez escurridos y prensados.
  • El suero es el líquido que queda del proceso de elaboración del queso. Está repleto de vitaminas y minerales, y se mezcla muy bien en batidos, sopas o se usa en productos horneados.

Maneras favoritas de usar Queso Fresco

Estas enchiladas de pollo de primera calidad se hornean con una salsa de tomatillo verde casera y se cubren con queso fresco desmenuzado.


Cómo hacer Queso Fresco Fácil, Queso Mexicano Fresco

Es fácil hacer queso mexicano fresco en su propia cocina.

Si alguna vez disfrutaste de la comida mexicana espolvoreada con migajas de queso blanco suave, entonces has probado el queso fresco. También conocido como & quot; queso fresco & quot ;, el queso fresco es un queso semiblando sin añejar con una textura húmeda y cremosa y un sabor suave, ligeramente salado, y se presenta a menudo en la cocina mexicana y otras cocinas latinoamericanas. Pero, ¿lo sabías y era increíblemente fácil de hacer en tu propia cocina? Os mostraré cómo hacerlo.

Cómo hacer queso fresco en casa

1. Reúna su equipo e ingredientes.

Solo se necesitan unas pocas herramientas simples: una olla pesada, una espátula de goma, un termómetro de lectura instantánea, una gasa, algo para escurrir el queso (un colador o un recipiente de plástico vacío con agujeros) y algún tipo de peso (un recipiente pequeño llenos de agua o pesos de tarta). The ingredients are simple, too: you&aposll want to use ½ gallon of whole milk, ¼ rennet tablet or ¼ teaspoon liquid rennet, and 2 tablespoons kosher salt.

2. Make the rennet solution.

Rennet, an enzyme used to coagulate the milk, must be diluted in water before use. Crush or mix the rennet in ¼ cup cool, distilled water and set aside. It&aposs important to use distilled water, which is free from any chemicals or minerals.

3. Heat the milk.

In a heavy pot, heat the milk to 90 degrees F (32 degrees C), using an instant-read thermometer to measure the temperature accurately. Make sure to stir often so the milk doesn&apost scorch on the bottom of the pot.

4. Add the rennet and let rest.

Add the rennet solution to the warm milk by stirring very gently and slowly for about 5 seconds. Be careful not to stir too much, as this can disrupt the curd formation. Let the curd sit, covered, in a warm place for 40 minutes, until it forms a thick mass. Check for a "clean break" by placing a spatula in the curd and gently lifting. It should split along a clean line (not be too soft or milky). If it isn&apost quite firm, cover the pot and let it sit for another 10 minutes and test again.

5. Cut the curd and heat.

Using the spatula, cut the curds into ¼-inch cubes. Heat the curds and whey to 110 to 115 degrees F (43 to 46 degrees C), for 15 minutes, stirring occasionally. You will see a clear separation of solid curds and liquid whey.

6. Drain and salt.

Ladle the curds into a colander to drain (discard the whey or keep it for another use). Using your fingers, gently mix in the salt to combine.

7. Press the cheese.

Transfer the curds to a cheesecloth-lined mold with holes (a colander or plastic container works well). Place a clean, heavy weight on top, such as a small bowl filled with pie weights or a jar filled with water, and let it sit for 4 to 6 hours to press out the water and form the cheese. The cheese is now ready to eat, or you can cover and refrigerate it for up to 2 weeks.

What is the difference between Queso Fresco, Queso Blanco, and Cotija Cheese?

There are a number of fresh Latin cheeses that can be used interchangeably for many dishes, but have some subtle differences:

Queso Fresco: Translated as "fresh cheese." Since it&aposs made with rennet, queso fresco melts nicely when heated.

Queso Blanco: Translated as "white cheese." This fresh cheese is not made with rennet, and doesn&apost melt when heated (even when fried). It has a mild, slightly sweet flavor and is much softer in texture than queso fresco. This cheese is made with vinegar, is not pressed in a mold, and is best eaten the day it is made.

Cotija: Made with rennet, this cheese is soaked in a brine or rubbed with salt after being pressed, for a more distinctly salty and tangy flavor. This cheese can be aged slightly, to make it even drier and firmer than queso fresco, and is often grated like Parmesan cheese.

Tips for Making Queso Fresco

  • Always start with clean equipment: wash everything in hot, soapy water and rinse well before you begin, to avoid any cross-contamination that might ruin your cheese.
  • Rennet is an enzyme that is used to coagulate curds to get a firm texture. You can use animal or vegetarian rennet. Both need to be diluted in cool, unchlorinated water before use. You can purchase rennet online, at many beer-making supply shops, or at some health food stores. Do not use junket rennet.
  • Curds are the solid pieces of coagulated fat and protein that will turn into your final cheese, once drained and pressed.
  • Whey is the liquid left over from the cheese making process. It is packed with vitamins and minerals, and is great blended into smoothies, soups, or used in baked goods.

Favorite Ways to Use Queso Fresco

These top-rated chicken enchiladas are baked with a homemade green tomatillo sauce and topped with crumbled queso fresco.


How to Make Easy Queso Fresco, Fresh Mexican Cheese

It's easy to make fresh Mexican cheese in your own kitchen.

If you&aposve ever enjoyed Mexican food sprinkled with crumbles of mild, white cheese, then you&aposve tasted queso fresco. Also known as "fresh cheese," queso fresco is a semisoft unaged cheese with a moist and creamy texture and a mild, lightly salty flavor, and it&aposs often featured in Mexican and other Latin American cuisines. But, did you know it&aposs incredibly easy to make in your own kitchen? I&aposll show you how to do it.

How to Make Queso Fresco at Home

1. Gather your equipment and ingredients.

Only a few simple tools are needed: a heavy pot, a rubber spatula, an instant-read thermometer, cheesecloth, something to drain the cheese (a colander or an empty plastic container with holes), and some kind of weight (a small container filled with water or pie weights). The ingredients are simple, too: you&aposll want to use ½ gallon of whole milk, ¼ rennet tablet or ¼ teaspoon liquid rennet, and 2 tablespoons kosher salt.

2. Make the rennet solution.

Rennet, an enzyme used to coagulate the milk, must be diluted in water before use. Crush or mix the rennet in ¼ cup cool, distilled water and set aside. It&aposs important to use distilled water, which is free from any chemicals or minerals.

3. Heat the milk.

In a heavy pot, heat the milk to 90 degrees F (32 degrees C), using an instant-read thermometer to measure the temperature accurately. Make sure to stir often so the milk doesn&apost scorch on the bottom of the pot.

4. Add the rennet and let rest.

Add the rennet solution to the warm milk by stirring very gently and slowly for about 5 seconds. Be careful not to stir too much, as this can disrupt the curd formation. Let the curd sit, covered, in a warm place for 40 minutes, until it forms a thick mass. Check for a "clean break" by placing a spatula in the curd and gently lifting. It should split along a clean line (not be too soft or milky). If it isn&apost quite firm, cover the pot and let it sit for another 10 minutes and test again.

5. Cut the curd and heat.

Using the spatula, cut the curds into ¼-inch cubes. Heat the curds and whey to 110 to 115 degrees F (43 to 46 degrees C), for 15 minutes, stirring occasionally. You will see a clear separation of solid curds and liquid whey.

6. Drain and salt.

Ladle the curds into a colander to drain (discard the whey or keep it for another use). Using your fingers, gently mix in the salt to combine.

7. Press the cheese.

Transfer the curds to a cheesecloth-lined mold with holes (a colander or plastic container works well). Place a clean, heavy weight on top, such as a small bowl filled with pie weights or a jar filled with water, and let it sit for 4 to 6 hours to press out the water and form the cheese. The cheese is now ready to eat, or you can cover and refrigerate it for up to 2 weeks.

What is the difference between Queso Fresco, Queso Blanco, and Cotija Cheese?

There are a number of fresh Latin cheeses that can be used interchangeably for many dishes, but have some subtle differences:

Queso Fresco: Translated as "fresh cheese." Since it&aposs made with rennet, queso fresco melts nicely when heated.

Queso Blanco: Translated as "white cheese." This fresh cheese is not made with rennet, and doesn&apost melt when heated (even when fried). It has a mild, slightly sweet flavor and is much softer in texture than queso fresco. This cheese is made with vinegar, is not pressed in a mold, and is best eaten the day it is made.

Cotija: Made with rennet, this cheese is soaked in a brine or rubbed with salt after being pressed, for a more distinctly salty and tangy flavor. This cheese can be aged slightly, to make it even drier and firmer than queso fresco, and is often grated like Parmesan cheese.

Tips for Making Queso Fresco

  • Always start with clean equipment: wash everything in hot, soapy water and rinse well before you begin, to avoid any cross-contamination that might ruin your cheese.
  • Rennet is an enzyme that is used to coagulate curds to get a firm texture. You can use animal or vegetarian rennet. Both need to be diluted in cool, unchlorinated water before use. You can purchase rennet online, at many beer-making supply shops, or at some health food stores. Do not use junket rennet.
  • Curds are the solid pieces of coagulated fat and protein that will turn into your final cheese, once drained and pressed.
  • Whey is the liquid left over from the cheese making process. It is packed with vitamins and minerals, and is great blended into smoothies, soups, or used in baked goods.

Favorite Ways to Use Queso Fresco

These top-rated chicken enchiladas are baked with a homemade green tomatillo sauce and topped with crumbled queso fresco.


How to Make Easy Queso Fresco, Fresh Mexican Cheese

It's easy to make fresh Mexican cheese in your own kitchen.

If you&aposve ever enjoyed Mexican food sprinkled with crumbles of mild, white cheese, then you&aposve tasted queso fresco. Also known as "fresh cheese," queso fresco is a semisoft unaged cheese with a moist and creamy texture and a mild, lightly salty flavor, and it&aposs often featured in Mexican and other Latin American cuisines. But, did you know it&aposs incredibly easy to make in your own kitchen? I&aposll show you how to do it.

How to Make Queso Fresco at Home

1. Gather your equipment and ingredients.

Only a few simple tools are needed: a heavy pot, a rubber spatula, an instant-read thermometer, cheesecloth, something to drain the cheese (a colander or an empty plastic container with holes), and some kind of weight (a small container filled with water or pie weights). The ingredients are simple, too: you&aposll want to use ½ gallon of whole milk, ¼ rennet tablet or ¼ teaspoon liquid rennet, and 2 tablespoons kosher salt.

2. Make the rennet solution.

Rennet, an enzyme used to coagulate the milk, must be diluted in water before use. Crush or mix the rennet in ¼ cup cool, distilled water and set aside. It&aposs important to use distilled water, which is free from any chemicals or minerals.

3. Heat the milk.

In a heavy pot, heat the milk to 90 degrees F (32 degrees C), using an instant-read thermometer to measure the temperature accurately. Make sure to stir often so the milk doesn&apost scorch on the bottom of the pot.

4. Add the rennet and let rest.

Add the rennet solution to the warm milk by stirring very gently and slowly for about 5 seconds. Be careful not to stir too much, as this can disrupt the curd formation. Let the curd sit, covered, in a warm place for 40 minutes, until it forms a thick mass. Check for a "clean break" by placing a spatula in the curd and gently lifting. It should split along a clean line (not be too soft or milky). If it isn&apost quite firm, cover the pot and let it sit for another 10 minutes and test again.

5. Cut the curd and heat.

Using the spatula, cut the curds into ¼-inch cubes. Heat the curds and whey to 110 to 115 degrees F (43 to 46 degrees C), for 15 minutes, stirring occasionally. You will see a clear separation of solid curds and liquid whey.

6. Drain and salt.

Ladle the curds into a colander to drain (discard the whey or keep it for another use). Using your fingers, gently mix in the salt to combine.

7. Press the cheese.

Transfer the curds to a cheesecloth-lined mold with holes (a colander or plastic container works well). Place a clean, heavy weight on top, such as a small bowl filled with pie weights or a jar filled with water, and let it sit for 4 to 6 hours to press out the water and form the cheese. The cheese is now ready to eat, or you can cover and refrigerate it for up to 2 weeks.

What is the difference between Queso Fresco, Queso Blanco, and Cotija Cheese?

There are a number of fresh Latin cheeses that can be used interchangeably for many dishes, but have some subtle differences:

Queso Fresco: Translated as "fresh cheese." Since it&aposs made with rennet, queso fresco melts nicely when heated.

Queso Blanco: Translated as "white cheese." This fresh cheese is not made with rennet, and doesn&apost melt when heated (even when fried). It has a mild, slightly sweet flavor and is much softer in texture than queso fresco. This cheese is made with vinegar, is not pressed in a mold, and is best eaten the day it is made.

Cotija: Made with rennet, this cheese is soaked in a brine or rubbed with salt after being pressed, for a more distinctly salty and tangy flavor. This cheese can be aged slightly, to make it even drier and firmer than queso fresco, and is often grated like Parmesan cheese.

Tips for Making Queso Fresco

  • Always start with clean equipment: wash everything in hot, soapy water and rinse well before you begin, to avoid any cross-contamination that might ruin your cheese.
  • Rennet is an enzyme that is used to coagulate curds to get a firm texture. You can use animal or vegetarian rennet. Both need to be diluted in cool, unchlorinated water before use. You can purchase rennet online, at many beer-making supply shops, or at some health food stores. Do not use junket rennet.
  • Curds are the solid pieces of coagulated fat and protein that will turn into your final cheese, once drained and pressed.
  • Whey is the liquid left over from the cheese making process. It is packed with vitamins and minerals, and is great blended into smoothies, soups, or used in baked goods.

Favorite Ways to Use Queso Fresco

These top-rated chicken enchiladas are baked with a homemade green tomatillo sauce and topped with crumbled queso fresco.


How to Make Easy Queso Fresco, Fresh Mexican Cheese

It's easy to make fresh Mexican cheese in your own kitchen.

If you&aposve ever enjoyed Mexican food sprinkled with crumbles of mild, white cheese, then you&aposve tasted queso fresco. Also known as "fresh cheese," queso fresco is a semisoft unaged cheese with a moist and creamy texture and a mild, lightly salty flavor, and it&aposs often featured in Mexican and other Latin American cuisines. But, did you know it&aposs incredibly easy to make in your own kitchen? I&aposll show you how to do it.

How to Make Queso Fresco at Home

1. Gather your equipment and ingredients.

Only a few simple tools are needed: a heavy pot, a rubber spatula, an instant-read thermometer, cheesecloth, something to drain the cheese (a colander or an empty plastic container with holes), and some kind of weight (a small container filled with water or pie weights). The ingredients are simple, too: you&aposll want to use ½ gallon of whole milk, ¼ rennet tablet or ¼ teaspoon liquid rennet, and 2 tablespoons kosher salt.

2. Make the rennet solution.

Rennet, an enzyme used to coagulate the milk, must be diluted in water before use. Crush or mix the rennet in ¼ cup cool, distilled water and set aside. It&aposs important to use distilled water, which is free from any chemicals or minerals.

3. Heat the milk.

In a heavy pot, heat the milk to 90 degrees F (32 degrees C), using an instant-read thermometer to measure the temperature accurately. Make sure to stir often so the milk doesn&apost scorch on the bottom of the pot.

4. Add the rennet and let rest.

Add the rennet solution to the warm milk by stirring very gently and slowly for about 5 seconds. Be careful not to stir too much, as this can disrupt the curd formation. Let the curd sit, covered, in a warm place for 40 minutes, until it forms a thick mass. Check for a "clean break" by placing a spatula in the curd and gently lifting. It should split along a clean line (not be too soft or milky). If it isn&apost quite firm, cover the pot and let it sit for another 10 minutes and test again.

5. Cut the curd and heat.

Using the spatula, cut the curds into ¼-inch cubes. Heat the curds and whey to 110 to 115 degrees F (43 to 46 degrees C), for 15 minutes, stirring occasionally. You will see a clear separation of solid curds and liquid whey.

6. Drain and salt.

Ladle the curds into a colander to drain (discard the whey or keep it for another use). Using your fingers, gently mix in the salt to combine.

7. Press the cheese.

Transfer the curds to a cheesecloth-lined mold with holes (a colander or plastic container works well). Place a clean, heavy weight on top, such as a small bowl filled with pie weights or a jar filled with water, and let it sit for 4 to 6 hours to press out the water and form the cheese. The cheese is now ready to eat, or you can cover and refrigerate it for up to 2 weeks.

What is the difference between Queso Fresco, Queso Blanco, and Cotija Cheese?

There are a number of fresh Latin cheeses that can be used interchangeably for many dishes, but have some subtle differences:

Queso Fresco: Translated as "fresh cheese." Since it&aposs made with rennet, queso fresco melts nicely when heated.

Queso Blanco: Translated as "white cheese." This fresh cheese is not made with rennet, and doesn&apost melt when heated (even when fried). It has a mild, slightly sweet flavor and is much softer in texture than queso fresco. This cheese is made with vinegar, is not pressed in a mold, and is best eaten the day it is made.

Cotija: Made with rennet, this cheese is soaked in a brine or rubbed with salt after being pressed, for a more distinctly salty and tangy flavor. This cheese can be aged slightly, to make it even drier and firmer than queso fresco, and is often grated like Parmesan cheese.

Tips for Making Queso Fresco

  • Always start with clean equipment: wash everything in hot, soapy water and rinse well before you begin, to avoid any cross-contamination that might ruin your cheese.
  • Rennet is an enzyme that is used to coagulate curds to get a firm texture. You can use animal or vegetarian rennet. Both need to be diluted in cool, unchlorinated water before use. You can purchase rennet online, at many beer-making supply shops, or at some health food stores. Do not use junket rennet.
  • Curds are the solid pieces of coagulated fat and protein that will turn into your final cheese, once drained and pressed.
  • Whey is the liquid left over from the cheese making process. It is packed with vitamins and minerals, and is great blended into smoothies, soups, or used in baked goods.

Favorite Ways to Use Queso Fresco

These top-rated chicken enchiladas are baked with a homemade green tomatillo sauce and topped with crumbled queso fresco.